22 de Septiembre de 2018

Mundo

Ninguna cárcel es buena: ex presidente de Guatemala

Otto Pérez Molina se presentó a su segunda audiencia y declaró que espera que el juez solo le dé una medida sustitutiva.

Imagen de archivo del ex presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, al termino de una conferencia de prensa. (Agencias)
Imagen de archivo del ex presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, al termino de una conferencia de prensa. (Agencias)
Compartir en Facebook Ninguna cárcel es buena: ex presidente de GuatemalaCompartir en Twiiter Ninguna cárcel es buena: ex presidente de Guatemala

Agencias
GUATEMALA.- El ex presidente guatemalteco Otto Pérez Molina enfrenta su segundo día de audiencia luego de que un juez le dictó prisión provisional para garantizar que regresara a enfrentar las acusaciones de la fiscalía que lo vinculan con una red de evasión fiscal y corrupción.

Pérez Molina dijo el viernes a The Associated Press que pasó la noche incómodo y que alcanzó a dormir poco. "Ninguna cárcel es buena", dijo sobre la noche en una prisión civil, ubicada dentro del cuartel militar de Matamoros.

"Espero que el juez me dé una medida sustitutiva", dijo el ex presidente en alusión a una alternativa diferente a la prisión, que según las leyes guatemaltecas, puede ser el pago de fianza o arresto domiciliario, entre otras.

El jueves el juez Miguel Ángel Gálvez le dictó prisión provisional para asegurar que el ex presidente regresara el viernes a la audiencia.

La fiscalía presentó el jueves escuchas telefónicas en las que intenta probar la existencia de "la Línea", un rede de ex funcionarios y particulares que recibían sobornos de empresarios para ayudarles a evadir impuestos.

El viernes la fiscalía trata de sustentar ante el juez que Pérez Molina conocía de las actividades de "la línea".

Pérez Molina, quien asiste a la audiencia vestido de traje formal azul, camisa celeste y corbata a rayas, agregó a su defensa al abogado Moises Galindo y aseguró que el viernes declarará ante el juez y se defenderá de los cargos.

A diferencia de la víspera, la seguridad del ex presidente ya no está a cargo de la Secretaria de Asuntos Administrativos y de Seguridad, sino en manos del Sistema Penitenciario del país.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios