26 de Septiembre de 2018

Mundo

El niño que dio su vida por salvar a su hermana de un violador

Cuando Dominick Andújar escuchó los gritos de su hermana Amber no dudo en tratar de rescatarla del hombre que la atacaba.

Imagen de archivo de Dominick Andújar y Amber, quien fue rescatada por su pequeño hermano de un violador. (Facebook)
Imagen de archivo de Dominick Andújar y Amber, quien fue rescatada por su pequeño hermano de un violador. (Facebook)
Compartir en Facebook El niño que dio su vida por salvar a su hermana de un violadorCompartir en Twiiter El niño que dio su vida por salvar a su hermana de un violador

Agencias
CAMDEN, New Jersey.- Con solo seis años Dominick Andújar salvó a su hermana mayor de la agresión de un violador que irrumpió en su casa. Pero el precio que tuvo que pagar el niño por su hazaña fue muy alto: el agresor le quitó la vida cortándole la garganta con un cuchillo, según publica el sitio web actualidad.rt.com, que cita como fuente al periódico británico 'Mirror'. 

El asesino y violador vivía cerca de la casa de sus víctimas en Camden (New Jersey, EU) y eligió el momento perfecto para el ataque: los niños estaban solos en casa, ya que su madre divorciada estaba en un hospital. La tragedia ocurrió hace dos años, pero ahora acaban de sentenciar a Osvaldo Rivera a 110 años de prisión. 

El agresor irrumpió en la vivienda y encontró a Amber, de 12 años, dormida en la sala. Era el día de su cumpleaños. El delincuente cogió un cuchillo de la cocina y, amenazando a la preadolescente, empezó a abusar de ella sexualmente.

Los gritos desesperados de Amber despertaron a su hermano pequeño, que salió de su cuarto y al ver la escena arremetió contra el agresor quien, al sentirse 'amenazado' le cortó la garganta a Amber, hizo lo mismo con su hermano pequeño y abandonó la casa.

Dominick no sobrevivió, pero su hermana sí y salió a la calle ensangrentada para buscar ayuda. Los vecinos llamaron a la Policía. Pocos días después de la tragedia, una de las maestras de Dominick entregó a su madre el diario del niño, donde había escrito las frases: "Soy un superhéroe. Salvo vidas".

Amber tuvo que someterse a dos operaciones y a un largo período de rehabilitación para regresar a su vida normal, aunque nunca ha vuelto a ser la misma después de perder a su "pequeño héroe", como llama a su hermano, que dio su vida para protegerla. Son las mismas palabras que actualmente la adolescente lleva tatuadas en un brazo. 

En el juicio, Amber tuvo que enfrentarse a su agresor para identificarlo. Su madre declaró que quería que "este animal sufriera" como lo hizo su hijo en su propia casa.


Amber muestra las cicatrices de las heridas que le provocó Osvaldo Rivera, mientras su madre muestra el tatuaje del rostro de su hijo en su brazo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios