22 de Agosto de 2018

Mundo

Jeremías, el niño que vio ángeles en una cirugía

‘papa te ha puesto la mano en el hombro y sonríe’.

Jeremías comenzó a mover sus manos en el aire, “los angelitos me echan aire y los quiero atrapar, mirá cómo brillan”, dijo. (Foto ilustrativa: Pxhere)
Jeremías comenzó a mover sus manos en el aire, “los angelitos me echan aire y los quiero atrapar, mirá cómo brillan”, dijo. (Foto ilustrativa: Pxhere)
Compartir en Facebook Jeremías, el niño que vio ángeles en una cirugíaCompartir en Twiiter Jeremías, el niño que vio ángeles en una cirugía

Agencia
Argentina.- Jeremías, un pequeño de 10 años de edad, es un niño creyente que tuvo que pasar por una peligrosa intervención quirúrgica para tratar el tumor que ataca a su cerebro. Tras salir de dicha operación, el pequeño le comentó a su padre que una persona se encontraba detrás suyo y que unos angelitos le echaban aire con sus alas.

La primera operación para intentar extraer el tumor cerebral logró extirpar el 98% del mal, pero lo más sorprendente pasó después. “Yo temblaba y lloraba cuando me dijo eso. Me dijo ‘papi ¿estás parado o sentado? ¿Quién es el señor que está atrás tuyo?’.”, declaró el padre del pequeño; quien relató que el pequeño aseguraba había también ángeles en el lugar.

"Yo le decía no lo veo, me di vuelta y no había nadie, pero Jera me decía: ‘papa te ha puesto la mano en el hombro y sonríe’, dijo el padre a Tiempo de San Juan.

También te puede interesar: A pesar de la crisis, médicos salvan a niños de morir en Venezuela

Jeremías comenzó a mover sus manos en el aire, “los angelitos me echan aire y los quiero atrapar, mirá cómo brillan”, dijo.

“Los angelitos me echan aire y los quiero atrapar, mirá cómo brillan”

El pequeño se dio a conocer por subir una grabación en redes sociales en la que relata su situación y que soñaba con conocer a Carlos Tévez.

El proceso de Jeremías en el hospital aún es largo, pero su respuesta al tratamiento ha sido muy favorecedora.

Después de la primera operación, que duró 12 horas, él salió despierto del quirófano, no lo entubaron ni le hicieron transfusión, el médico me dijo que pocos chicos salen así.

El niño tuvo algunas complicaciones, dejó de ver por completo y después recuperó el 50% de su vista en uno de sus ojos.

Dos por ciento del tumor se encuentra aún en su cabeza, no lo pueden tocar. Los médicos señalan que es benigno pero actúa como si fuera maligno debido a que se encuentra creciendo. Jeremías se encuentra en constante revisión.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios