21 de Septiembre de 2018

Mundo

No tengo por qué defender a Obama: Donald Trump

El precandidato a la presidencia de EU, aseguró que el Presidente no hubiera intervenido si alguien hubiera dicho algo desagradable sobre él.

Trump es uno de los republicanos que llevan años cuestionando que Obama sea estadounidense. (Archivo/EFE)
Trump es uno de los republicanos que llevan años cuestionando que Obama sea estadounidense. (Archivo/EFE)
Compartir en Facebook No tengo por qué defender a Obama: Donald TrumpCompartir en Twiiter No tengo por qué defender a Obama: Donald Trump

Agencias
WASHINGTON, DC.- La campaña electoral se pone al rojo vivo en Estados Unidos y nuevamente Donald Trump, el controvertido aspirante republicano que sueña con llegar a la Casa Blanca, es eje de las polémicas esta vez por avalar que el presidente Barack Obama es "un musulmán".

"Estoy moralmente obligado a defender al presidente cada vez que alguien dice algo malo o lanza una polémica acerca de él? No lo creo", afirmó Trump.

De ese modo, rompió el silencio con un tweet tras la polvareda que lo envolvió después de la sentencia pronunciada por un partidario quien aseguró despectivo "Obama, musulmán" en un mitin en Nueva Hampshire.

"Esa es la primera vez en mi vida que he causado una controversia sin decir nada", agregó irónico este sábado el candidato a la nominación republicana. "Si alguien hubiera hecho un comentario desagradable o controvertidas sobre mí al presidente, de verdad creen que él intervendría para defenderme? No hay ninguna posibilidad de eso!", amplió por Twitter. El multimillonario estadounidense canceló su participación en un acto este viernes en Carolina del Sur y esta noche era esperado en Iowa.

"Barack Obama es un estadounidense y un cristiano", enfatizó anoche otro candidato republicano, Jeb Bush, diferenciándose de Trump y objetando implícitamente que el magnate no haya corregido a un partidario quien dijo que el presidente de Estados Unidos era un musulmán y "ni siquiera un americano".

El presidente "es un hombre de talento y, por cierto, es estadounidense y es un cristiano, su problema no es si nació aquí o lo que su religión", dijo Bush en un discurso en Mackinac Island, Michigan. "Su problema es que es un liberal progresista que destruye cualquier persona que no esté de acuerdo con él", agregó Bush, crítico del presidente demócrata, según publica el sitio web ansa.it.

La campaña electoral se pone al rojo vivo en Estados Unidos y nuevamente Donald Trump es eje de las polémicas

Chris Christie, gobernador de New Jersey, también aspirante republicano tampoco dio chance a Trump.

"Te digo lo que yo habría hecho, yo no habría permitido eso si alguien hubiera dicho tal cosa en un encuentro conmigo. Yo habría dicho, 'no, mira, antes de responder, aclaremos algunas cosas para el resto de la audiencia'. Creo que como líder tienes la obligación de hacer eso", afirmó Christie a la cadena NBC.

Desde las filas demócratas, la candidata favorita, Hillary Clinton, reprochó la actitud del magnate en un mensaje en su cuenta de la red social Twitter.

"Es alarmante y totalmente equivocado que Trump no denunciara los comentarios falsos sobre el presidente y la retórica de odio contra los musulmanes. Basta", escribió la ex secretaria de Estado.

Las polémicas estallaron en la campaña cuando el magnate Trump volvió a ofender a otro grupo social, esta vez a los musulmanes al no rechazar unos comentarios insultantes hechos por sus seguidores.

"Tenemos un problema en este país, se llama musulmanes. Sabemos que nuestro presidente es uno de ellos, que no es si quiera estadounidense. Pero de todos modos, tenemos campos de entrenamiento allí donde nos quieren matar. Mi pregunta es, ¿cuándo podremos deshacernos de ellos?", preguntó a Trump uno de sus seguidores en el encuentro en Nuevo Hampshire.

El millonario no rechazó la premisa y se limitó a responder: "Vamos a analizar muchas cosas diferentes, mucha gente está diciendo que están pasando cosas malas, vamos a analizar eso y muchas otras cosas".

Después, otro seguidor tomó la palabra para decir que aplaudía al hombre que dijo que el presidente de Estados Unidos es un musulmán nacido en el extranjero, a lo que Trump contestó con un "correcto", antes de pasar a la siguiente pregunta.

Trump es uno de los republicanos que llevan años cuestionando que Obama sea estadounidense, a pesar de que le forzaron a publicar su partida de nacimiento en 2011, en la que demostró que nació en Hawai en 1961.

El director de campaña del magnate, Corey Lewandowski, trató de justificarlo y dijo a la cadena CNN que Trump no oyó la pregunta sobre la religión de Obama.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios