17 de Diciembre de 2017

Mundo

Obama, el 'emperador' que logró lo que muchos no pudieron

Analistas estiman que la regularización de millones de inmigrantes tendrá un impacto benéfico en el PIB y los salarios.

Las medidas dictadas por Obama harán que la recaudación de impuestos aumente de manera considerable. (AP)
Las medidas dictadas por Obama harán que la recaudación de impuestos aumente de manera considerable. (AP)
Compartir en Facebook Obama, el 'emperador' que logró lo que muchos no pudieronCompartir en Twiiter Obama, el 'emperador' que logró lo que muchos no pudieron

Agencias
WASHINGTON, D.C.- Las acciones ejecutivas unilaterales tomadas por el presidente Barack Obama en el tema migratorio se diferencian de las tomadas por sus predecesores en el cargo debido al enorme alcance que tienen las medidas actuales y por la coyuntura política de hoy caracterizada por una polarización partidista frente al tema.

El tema migratorio era mucho menos polémico cuando el presidente Ronald Reagan actuó en coordinación con el Congreso, o cuando lo hizo por su cuenta, para conceder un estatus legal permanente a unos tres millones de inmigrantes que entonces habían estado viviendo en Estados Unidos ilegalmente.

Otro presidente republicano, George H. W. Bush, avanzó sobre lo que sustancialmente había hecho Reagan. Y con poco ruido.

Por el contrario, las protecciones jurídicas que Obama otorgó a un máximo de cinco millones de inmigrantes mediante la acción ejecutiva anunciada el jueves en la noche benefician a muchas más personas y no cuentan con el consenso bipartidista -más bien generan un bostezo bipartidista- que caracterizó a las acciones de otros presidentes.

Vea también: La mayoría de los beneficiarios por alivio migratorio de Obama son mexicanos

Las medidas de Obama no son simplemente "el tipo de acciones tomadas por su cuenta por cada presidente republicano o cada presidente demócrata durante el último medio siglo", como el mandatario lo dijo en su alocución televisada del jueves en horario estelar.

En este debate, Obama está ignorando a un prominente crítico de las acciones ejecutivas en materia migratoria: él mismo. Por su parte, los líderes republicanos en el Congreso, que han llamado al presidente Obama un emperador autonombrado, no parecen haberle dado la debida atención a lo que los presidentes de su propio partido han hecho en el frente de la inmigración ilegal. 

El líder republicano en la Cámara de Representantes, John Boehner, fue muy lejos cuando dijo que con sus medidas ejecutivas Obama había "cimentando un legado de maldad".

Ronald Reagan

En 1986, el Congreso y Reagan actuaron de manera coordinada con un proyecto de ley, presentado por el Ejecutivo, que luego se convirtió en ley y que legalizó la permanencia en el país de tres millones de inmigrantes siempre que hubieran llegado a Estados Unidos antes de 1982.

Se dejó sin resolver la situación de los cónyuges y de los hijos de los inmigrantes. Ellos todavía enfrentan una posible deportación si no han estado en el país durante un largo tiempo.

En 1987, el gobierno de Reagan extendió la protección legal a los hijos menores de edad de los padres que lograron su regularización en 1986. Quedaron en el limbo familias en las que uno de los cónyuges se legalizó pero que el otro no y los hogares que tuvieran hijos mayores.

Los cambios de Bush

A principios de 1990, el gobierno de Bush actuó unilateralmente en materia migratoria con una política denominada "justicia para las familias" que autorizó a los miembros de una familia a quedarse y trabajar en el país si vivían con un inmigrante que se legalizó en 1986, siempre y cuando hubieran llegado antes de que la reforma migratoria de Reagan fuera aprobada. Un millón y medio de personas se beneficiaron con este alivio. El Congreso convirtió en ley estas protecciones temporales antes de que finalizara ese año.

Primera acción de Obama

En 2012, Obama utilizó una acción ejecutiva para impedir temporalmente la deportación de los inmigrantes traídos ilegalmente al país cuando eran niños. Más de 600.000 jóvenes resultaron protegidos por la medida.

Como los esfuerzos por aprobar una reforma migratoria integral tropezaron en el Congreso, los activistas pro inmigrantes presionaron a Obama para que decretara medidas por su cuenta. Obama repetidamente se excusó diciendo que no podía hacerlo aduciendo límites a su autoridad presidencial, incluso si adoptaba medidas limitadas. Dijo, además, que estaba obligado a cumplir las leyes del Congreso. "No soy un rey", dijo.

¿Qué tal si protegemos a los padres de los jóvenes a quienes se les suspendió temporalmente su deportación en 2012? ¿Sus deportaciones podrían ser congeladas mediante una acción ejecutiva? "Esa no es una opción", dijo Obama en septiembre de 2013. Eso sería "ignorar una ley de una manera que, creo, sería muy difícil de defender legalmente".

La segunda

Con una reforma migratoria que tenía muy poco chance de ser aprobada en la Cámara de Representantes, las elecciones de mitaca y una promesa que debía que cumplirles a los votantes hispanos, Obama dejó a un lado su renuencia a actuar por su cuenta lo que puso a prueba los límites al poder presidencial que, según él, le ataban las manos.

Las medidas tomadas por Obama están muy lejos de lo que una reforma migratoria aprobada en el Congreso podría hacer. Pero ésta sigue los principios de los que sería una posible legislación al tiempo que de una nueva forma de operar a las autoridades federales de inmigración, a los negocios y a otros sectores.

Un estimado de 4.1 millones de padres de ciudadanos y residentes legales que están en el país desde 2010 les fue suspendida temporalmente su deportación. También se les permitió acceder a un permiso de trabajo. Otros que no han cometido delito alguno son susceptibles de beneficiarse pues las prioridades de deportación ahora se enfocarán en quienes tengan antecedentes criminales.

Aporte al PIB

Las directivas del presidente Barack Obama en materia de inmigración estimularán el crecimiento económico al ampliar la mano de obra e incrementar la productividad laboral, dijo la Casa Blanca el viernes. Añadió que el salario promedio aumentará en un lapso de 10 años, algo que sus detractores e incluso algunos aliados sindicales del presidente ponen en duda.

El Consejo de Asesores Económicos de Obama dijo en un informe que las medidas administrativas aumentarán el producto interno bruto en 90,000 millones de dólares, o 0.4%, en los próximos 10 años. Los salarios de los trabajadores nativos aumentarán en 0.3% para el 2024.

Las medidas de Obama pudieran proteger de deportación a casi 5 millones de inmigrantes que viven ilegalmente en Estados Unidos y les permitiría obtener permisos de trabajo.

El informe trata de responder a detractores como el senador Jeff Sessions, de Alabama, el republicano de mayor jerarquía en la Comisión de Presupuesto del Senado, quien sostiene que las medidas reducirán sueldos y quitarán empleos a trabajadores estadounidenses. El presidente de la central sindical AFL-CIO, Richard Trumka, sostiene que el otorgamiento de visas temporarias previsto en las medidas de Obama deprimiría los sueldos en el sector tecnológico.

Economistas de la Casa Blanca dijeron que un incremento en la inmigración de trabajadores especializados "elevaría los ingresos anuales reales de graduados universitarios nativos por 0,4% para el 2024".

Más impuestos

Un análisis el año pasado de la Oficina Presupuestaria del Congreso sobre la propuesta de reforma de inmigración en el senado concluyó que la misma reduciría todos los salarios por un promedio de 0.1% en los primeros 10 años. El estudio dijo que los salarios entonces subirían por 0.5% en el 2033.

Sin embargo, economistas de la Casa Blanca dijeron que el pronóstico de baja de salarios en ese reporte está basado en salarios más bajos para los inmigrantes.

Los economistas dijeron además que las medidas de Obama incrementarían la base de impuestos por miles de millones de dólares porque dos terceras partes de los inmigrantes ilegales en el país trabajan, pero no pagan impuestos. 

Bajo las directrices de Obama, los inmigrantes que obtienen protección de deportación recibirían un permiso de trabajo de tres años que requiere que paguen impuestos federales, estatales y locales.

(Información de The Associated Press)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios