22 de Septiembre de 2018

Mundo

'Obamacare está aquí para quedarse'

El Presidente de EU redobló sus críticas a republicanos a los que acusó de pretende hundir su reforma de salud.

El Gobierno espera que millones de estadounidenses tengan acceso por primera vez a un seguro médico. (Agencias)
El Gobierno espera que millones de estadounidenses tengan acceso por primera vez a un seguro médico. (Agencias)
Compartir en Facebook 'Obamacare está aquí para quedarse'Compartir en Twiiter 'Obamacare está aquí para quedarse'

EFE
WASHINGTON, DC.- El presidente de EU, Barack Obama, redobló hoy sus críticas a los congresistas republicanos a los que tildó de "irresponsables" por tratar de "chantajearle" con el cierre parcial del Gobierno federal a comienzos de octubre, o con la suspensión de pagos del país, con tal de hundir la reforma sanitaria.

"Ningún Congreso antes de éste ha sido tan irresponsable para amenazar con la suspensión de pagos, para chantajear a un presidente", aseguró Obama en un acto ante estudiantes universitarios en Largo (Maryland), en el que defendió las ventajas de la Affordable Care Act (la ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio), que él promulgó en 2010.

"Obamacare (como han bautizado los republicanos a la reforma) está aquí para quedarse", subrayó el presidente en un encendido discurso, cinco días antes de que los estadounidenses puedan registrarse para acceder a seguros médicos individuales, en algunos casos subvencionados.

La proximidad de la fecha y las batallas políticas en un Congreso divido han provocado que los republicanos, con mayoría en la Cámara de Representantes, aprobasen una propuesta de ley que condicionaba la renovación de fondos para el funcionamiento del Gobierno con la retirada de la financiación para la reforma sanitaria.

La decisión final parece que la tendrá la Cámara de Representantes el próximo lunes cuando reciba de vuelta la propuesta del Senado

"Eso no va a suceder mientras yo sea presidente", prometió el mandatario durante su discurso, de casi una hora de duración.

Obama atacó a los republicanos por "tratar de rechazar la reforma sanitaria por todos los medios", y señaló que a medida que se acerca el 1 de octubre se han vuelto "más desesperados".

"De lo que tienen miedo los republicanos no es de que falle (la reforma), sino de que tenga éxito", ironizó el mandatario, que considera la aprobación del Affordable Care Act en 2010 como el principal logro de su primer mandato.

Con la reforma sanitaria, el Gobierno espera que millones de estadounidenses tengan acceso por primera vez a un seguro médico y lo hagan sin tener que pagar las astronómicas primas que las aseguradoras exigen, por ejemplo, a quienes padecen enfermedades crónicas o tienen mala salud o son ya mayores.

Al convertirse en obligatoria la contratación de un seguro médico, se prevé que las primas de los planes privados, debido al aumento de los asegurados, se vean reducidas para todos.

"Piensen en esto: un buen seguro médico por el precio de la factura de su teléfono celular", dijo Obama, y puso como ejemplo el caso del estado de Maryland, donde los jóvenes podrán conseguir seguro médico desde 80 dólares al mes.

Los republicanos, sin embargo, han atacado duramente Obamacare por considerar que supone una intromisión indebida del Gobierno en los asuntos personales de los ciudadanos y porque, en su opinión, dañará la creación de empleo al obligar a los empleadores a ofrecer seguros colectivos a sus trabajadores.

Esta semana el senador republicano por Texas, Ted Cruz, trató de bloquear el debate de la propuesta legislativa sobre el presupuesto federal con un discurso de más de veinte horas, con el objetivo de forzar al Senado, de mayoría demócrata, a aprobar la retirada de fondos para Obamacare.

Cruz, de origen hispano y próximo al movimiento del Tea Party, es uno de los principales detractores de la norma a la que ha calificado de "desastre" y ha dicho que pone en peligro millones de empleos.

La maniobra republicana, en discusión ahora en el Senado, plantea otorgar al Ejecutivo los fondos que necesita para seguir funcionando unos meses más, pero a condición de que se retiren los destinados a Obamacare, lo que abre la puerta en realidad a un cierre parcial del Gobierno federal el próximo 1 de octubre.

La decisión final parece que la tendrá la Cámara de Representantes el próximo lunes cuando reciba de vuelta la propuesta del Senado, donde previsiblemente la mayoría demócrata aprobará la restauración de los fondos para la ley sanitaria, y tendrá que votar a favor de una u otra opción. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios