24 de Septiembre de 2018

Mundo

Obama se sumerge en el golf

El presidente de EU vive un fin de semana sin sus mujeres.

Obama ha dejado a un lado el baloncesto para adentrarse en el golf. (EFE)
Obama ha dejado a un lado el baloncesto para adentrarse en el golf. (EFE)
Compartir en Facebook Obama se sumerge en el golfCompartir en Twiiter Obama se sumerge en el golf

Agencias
WASHINGTON, D.C.- El presidente estadounidense, Barack Obama, pasa este fin de semana, alargado por ser festivo el lunes, en compañía de amigos en un complejo de Florida para jugar al golf, sin la compañía de sus esposa Michelle y sus hijas Sasha y Malia.

Obama se ha recluido en compañía de amigos en el exclusivo complejo "Floridian" en Palm City, con campo de golf y puerto de yates, mientras que su esposa e hijas han decidido viajar a Aspen (Colorado) para esquiar durante estos tres días de vacaciones que alargan el fin de semana gracias a la celebración del Día de los Presidentes.

El presidente ha preferido dedicarse al golf, una de los pasatiempos que más ha desarrollado durante su presidencia, en compañía de amigos como Eric Whitaker, un médico de Chicago muy cercano a Obama y uno de sus habituales compañeros de escapada.

Con el paso de los años Obama se ha inclinado más por el golf frente a otras de sus aficiones, el baloncesto, un deporte de contacto que en 2010 le provocó una herida en un labio por un codazo.

Clases de golf

Según Golf Digest, Obama ha solicitado clases de golf a Butch Harmon, uno de los entrenadores que enseñó técnicas al golfista Tiger Woods.

Estos tres días festivos en Estados Unidos coinciden además con un lapso en las labores del Congreso, lo que ha permitido a la familia presidencial tomarse unas breves vacaciones sin trabajo urgente.

No obstante, a su regreso el lunes, el presidente deberá enfrentarse a la posibilidad de que se ejecuten los recortes automáticos al presupuesto, especialmente en Defensa, previsto para el 1 de marzo, que podrían afectar la capacidad militar estadounidense.

Esta no es la primera vez que los Obama deciden tomarse vacaciones por separado.

En 2010, el presidente decidió pasar unos días en Chicago, en compañía de amigos de la ciudad donde fundó su carrera política, mientras que Michelle y su hija menor, Sasha, visitaron España, donde conocieron Granada y la Alhambra y almorzaron con la Familia Real en Mallorca. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios