24 de Mayo de 2018

Mundo

Inician obras del Canal de Nicaragua

El proyecto, rechazado por el impacto que causará al ecosistema, contará con una extensión de más de 270 kilómetros.

Miles de campesinos temen que sus tierras sean expropiadas para el paso del ambicioso proyecto del presidente Daniel Ortega. (EFE)
Miles de campesinos temen que sus tierras sean expropiadas para el paso del ambicioso proyecto del presidente Daniel Ortega. (EFE)
Compartir en Facebook Inician obras del Canal de NicaraguaCompartir en Twiiter Inician obras del Canal de Nicaragua

Agencias
MANAGUA, Nicaragua.- Las obras del Canal Interoceánico de Nicaragua, estimadas en 50,000 millones de dólares, fueron inauguradas el lunes en las costas del Pacífico Sur del país en un acto al que asistieron el vicepresidente de la nación y el empresario chino que preside la firma encargada de construirlo.

"Esta obra no sólo transformará la historia de Nicaragua y su geografía, sino también su economía en forma sostenible, que es lo que necesitamos los nicaragüenses", dijo el vicepresidente Omar Halleslevens en su discurso oficial transmitido desde las costas de Rivas, donde se iniciaron las obras auxiliares para la construcción de un puerto que por medio del canal se una con otro en el Mar Caribe, informó The Associated Press.

"Con este gran canal Nicaragua aspira mover el 5% del comercio del mundo que se mueve por los mares, lo cual traerá grandes beneficios económicos y duplicará el PIB (Producto Interno Bruto), que lo hemos tenido entre el 4 y 5%", añadió Halleslevens.

Por su parte Wang Jing, presidente de la empresa HKND Group, dijo que la fecha quedará inscrita en la historia.

"Amigos, los invito a tener en la memoria este gran momento... Anuncio que comienza la obra de inicio del Gran Canal de Nicaragua", afirmó. Por la tarde se realizaría un acto en Managua en el que participarían el presidente Daniel Ortega y el empresario chino.

Temen expropiación

La inauguración fue precedida por protestas de miles de campesinos que temen se les expropien sus tierras porque se encuentran en la ruta trazada para el proyecto.

"No vamos a permitir que nos saquen de nuestras propiedades; estamos dispuestos a morir aquí antes que entregar lo nuestro a los chinos", dijo a The Associated Press Orlando Ocampo, líder de campesinos del municipio del Tule, ubicado a unos 250 kilómetros al suroeste de Managua.

"No queremos violencia, han mandado a policías y militares a hacer rondas para intimidarnos. No queremos chocar con ellos pero si nos buscan, nos encuentran", agregó.

El canal - rechazado por movimientos ambientalistas y partidos de oposición debido al impacto que tendrá en los ecosistemas y específicamente en el Lago Cocibolca- contará con unos 278 kilómetros de extensión entre el Caribe y el Pacífico. 

Sería la realización de un sueño que se ha estudiado y descartado varias veces desde principios de 1800. Los que respaldan el plan dicen que mejorará la situación económica de muchas personas en el segundo país más pobre de América.

El año pasado, aliados de Ortega en el Congreso aceleraron la ley que otorgó a HKND una concesión a 50 años, renovable por otros 50, para construir y operar el canal a cambio de un pago de 10 millones dólares al año una vez que esté en operaciones. La ley permite a HKND desarrollar proyectos secundarios -puertos, un aeropuerto, carreteras, un ferrocarril- incluso si el canal no se llega a construir.

El Grupo Cocibolca, que aglutina a diversos movimientos ambientalistas, emitió el lunes un comunicado en el que consideró irresponsable haber iniciado las obras sin tener a mano los estudios de impacto ambiental y social concluidos.

"Esto es contrario a las más elementales prácticas ambientales y técnicas nacionales e internacionales y pone en riesgo las condiciones de subsistencia de los pueblos indígenas y afrodescendientes, así como toda la población del país", afirmaron en el documento.

Consultas adicionales

Algunos han criticado el margen de tiempo para llevar a cabo los estudios de impacto ambiental y social, que la firma consultora Environmental Resources Management, con sede en Gran Bretaña, comenzó a desarrollar el año pasado.

En una declaración enviada a la AP el lunes, ERM declinó hablar sobre el contenido de los estudios -que HKND dijo en noviembre que ya habían sido concluidos-, bajo el argumento de que el trabajo está en proceso y sería prematuro declarar sobre el tema.

ERM añadió que en ellos participa una amplia gama de expertos -desde ecologistas y economistas a sociólogos y especialistas en cambio climático-, se encuestó a miles de personas y hogares, y se llevarán a cabo consultas adicionales con indígenas y comunidades que resultarán afectadas.

"Al igual que cualquier ESIA (siglas en inglés de evaluación de impacto ambiental y social) preparado en forma independiente, lo que entregaremos no incluirá una recomendación sobre si el proyecto del canal debería seguir adelante o no", señaló ERM. "Ese no es el propósito de un ESIA".

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios