20 de Noviembre de 2018

Mundo

La Orden de Malta se rebela al Vaticano

La poderosa cofradía rechaza una pesquisa del Vaticano, tras la inusual destitución de su gran canciller.

El papa Francisco bendice a un grupo de sacerdotes al término de su audiencia del miércoles 11 de enero de 2016, en el Vaticano. La Orden de Malta ha rechazado la destitución de su canciller por parte de la Santa Sede. (AP/Alessandra Tarantino)
El papa Francisco bendice a un grupo de sacerdotes al término de su audiencia del miércoles 11 de enero de 2016, en el Vaticano. La Orden de Malta ha rechazado la destitución de su canciller por parte de la Santa Sede. (AP/Alessandra Tarantino)
Compartir en Facebook La Orden de Malta se rebela al VaticanoCompartir en Twiiter La Orden de Malta se rebela al Vaticano

Notimex
CIUDAD DE MÉXICO.- La decisión de la Orden de Malta de rechazar una pesquisa del Vaticano, tras la inusual destitución de su gran canciller, evidenció una crisis interna en esa antigua y acaudalada cofradía católica hospitalaria. Además, alimentó una inédita tensión entre su cúpula y la Santa Sede.

En Roma, los observadores ya tachan de “escándalo” la controversia que en las últimas semanas ha enfrentado al gran maestre, Frey Matthew Festing, y el cardenal patrono, Raymond Leo Burke, con la Secretaría de Estado vaticana, la oficina de política interna y externa del Papa.

El más reciente capítulo de esta controversia tuvo lugar esta semana, cuando el Gran Magisterio (la oficina de Festing) emitió un comunicado para desautorizar la validez de una comisión de cinco clérigos designados por el Vaticano para investigar la destitución del gran canciller.

Advirtió que ese grupo de investigadores tiene “irrelevancia jurídica”, tras adelantar que no colaborará en sus pesquisas, e insistió en que la sustitución del canciller es un “acto interno del gobierno”, y rechazó la iniciativa vaticana por considerar que “pretende objetivamente poner en discusión su soberanía”.

La Orden de Malta ha dado  muestras de mantener las mejores relaciones con los pontífices y la Santa Sede

La nota no tiene precedentes en los casi mil años de la institución, nacida como orden religiosa laica en 1113 por reconocimiento del Papa pero que, con el tiempo, se transformó en un sujeto de derecho internacional soberano que mantiene relaciones bilaterales con más de 100 Estados del mundo.

Bajo el argumento de esa soberanía (que les concede autonomía del Vaticano y de la estructura de la Iglesia), es que los superiores decidieron repeler la investigación sobre el despido de Albrecht von Boeselager, ocurrido el pasado 6 de diciembre.

Pero, no es común que la orden se rebele a encomiendas papales. Al contrario, su tradición demuestra su constante voluntad de mantener las mejores relaciones con los pontífices y la Santa Sede.

El origen de la crisis está, como se indicó, en el “cese” de Boeselager, caballero con una larga historia de pertenencia a la hermandad, el cual fue despedido tras varios intentos vanos por obligarlo a dimitir.

Tras un inicial silencio, la misma orden comunicó que la salida del funcionario se dio luego de una reunión en la que participaron el interesado, el Gran Maestro Festing, el Gran Comendador Hoffmann von Rumerstein y el cardenal Burke.

En ese encuentro, Festing pidió la dimisión de Boeselager y como éste se negó a entregarla en dos ocasiones, entonces recurrió a un procedimiento disciplinar con el cual sentenció su salida.

Los motivos de su despido todavía no quedan claros, si bien la orden refirió “graves problemas” ocurridos durante la gestión del despedido como gran hospitalero, es decir, responsable de los programas de salud y socorro de la hermandad.

Según trascendió, hace cinco años Boeselager habría permitido la distribución de preservativos durante un programa sanitario en Myanmar, situación contraria a la doctrina de la Iglesia católica, y luego habría ocultado el hecho al gran magisterio.

Sin embargo, también trascendió que el gran maestro sostuvo que fue el mismo Papa quien había pedido explícitamente la renuncia, cosa no verdadera.

De allí surgió el nombramiento de la comisión vaticana investigadora, cuyos miembros hicieron saber que seguirán adelante con su misión de investigar, no obstante la decisión del Gran Magisterio de no colaborar.

La Soberana y Militar Orden Hospitalaria de San Juan de Jerusalén de Rodas y de Malta, como su nombre completo la indica, es famosa por ser una institución solvente y ligada a la nobleza europea, sobre todo porque antiguamente solo podían formar parte los aristócratas.

En la actualidad son 13 mil 500 sus miembros y 100 mil, entre empleados y voluntarios distribuidos en más de 120 países del mundo, incluidos México.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios