21 de Septiembre de 2018

Mundo

No podía escribir pero creó obras maestras en el Renacimiento

Un grupo de expertos buscan exhumar el cuerpo del artista para certificar el tipo de enfermedad que tenía.

Uno de los pocos retratos de Miguel Ángel, realizado por Jacopino del Conte en 1535. (Metropolitan Museum of Art)
Uno de los pocos retratos de Miguel Ángel, realizado por Jacopino del Conte en 1535. (Metropolitan Museum of Art)
Compartir en Facebook No podía escribir pero creó obras maestras en el RenacimientoCompartir en Twiiter No podía escribir pero creó obras maestras en el Renacimiento

Agencias
FLORENCIA, Italia.- Un grupo de médicos, paleomédicos, reumatólogos y cirujanos plásticos se propone exhumar los restos de Miguel Angel, enterrados en una tumba-monumento de la Basílica de la Santa Cruz de Florencia, para certificar si el gran pintor y escultor del Renacimiento padecía de artrosis ósea en las manos y no de gota como se cree.

Todo surge de un artículo que acaba de aparecer en el "Journal of the Royal Society of Medicine" inglés, donde en base al simple análisis de los últimos retratos de Miguel Angel, hechos por dos de sus amigos más íntimos, Daniele da Volterra y Jacopino del Conte, se descubren las manos deformadas por la artrosis del artista, según publica el sitio web ansa.it.

Una enfermedad que si bien le impedía escribir poemas ("me causa sumo fastidio tomar una pluma en las manos" confesará en 1552 a los 77 años en una carta) y hasta firmar documentos ("los haré escribir a los otros y yo simplemente los firmaré" dirá en 1563 a los 88, uno antes de morir) le permitía, increíblemente, seguir esculpiendo hasta sus últimos días la llamada Pietà Rondanini, hoy en el castillo de los Sforza en Milán.

Los expertos médicos, reunidos en Florencia para comentar y examinar el artículo de la Revista de la Real Academia de Medicina de Londres, basan su pedido de autorizar la exhumación de los restos de Miguel Angel, en una serie de exhumaciones permitidas por las autoridades municipales de miembros de la familia de los Médicis, que gobernaron durante tres siglos la ciudad, sepultados en la iglesia de San Lorenzo.

Así se pudo descubrir que Juan de las Bandas Negras, una de las primeras víctimas ilustres de la utilización de la pólvora para disparar fusiles y cañones a principios del siglo XVI, no murió en 1526 a consecuencia de la extirpación de una pierna sino de una septicemia, y que Francisco I de Médicis no murió envenenado con su esposa en 1587 sino de malaria.

La medida se extendió a los restos de los eruditos y literatos florentinos del siglo XV, Pico della Mirandola y Poliziano, que permitió certificar su muerte por envenenamiento de arsénico a dos meses de distancia entre septiembre y noviembre de 1494, mientras Florencia era ocupada por las tropas del rey francés Carlos VIII.

Los restos de ambos, junto con los del poeta Girolamo Benivieni, gran amigo de los dos, se encuentran sepultados en el Convento de San Marcos, en Florencia. 

Breve resumen de su obra

A los 16 años, Miguel Ángel ya había realizado al menos dos esculturas en relieve, "El Combate de los lapitas y "Los centauros y la Virgen de la Escalera", entres 1489 y 1492. 

Realizó su primera escultura a gran escala, el monumental Baco, entre 1496 y 1498. En esa misma época esculpió "La Piedad" poara El Vaticano, que aún se conserva en su emplazamiento original y es la única obra en la que aparece su firma. Su estilo de juventud viene marcado por la gigantesca (4.34 metros) escultura en mármol del David, realizada entre 1501 y 1504, en Florencia.

En 1505 interrumpió su trabajo en Florencia al ser llamado a Roma por el Papa Julio II para realizar dos encargos. El más importante fue la decoración al fresco de la bóveda de la Capilla Sixtina, entre 1508 y 1512. 

En 1536 comenzó a pintar, "El Juicio Final", pintando en una posición forzada, acostado de espaldas al suelo sobre un elevado andamiaje, plasmó algunas de las más exquisitas imágenes de toda la historia del arte. 

Sobre la bóveda de la capilla desarrolló nueve escenas del Libro del Génesis, comenzando por la Separación de la luz y las tinieblas y prosiguiendo con Creación del Sol y la Luna, Creación de los árboles y de las plantas, la Creación de Adán, Creación de Eva, El pecado original, El sacrificio de Noé, El Diluvio Universal y por último La embriaguez de Noé. 

Su muerte

Michelangelo Buonarroti o Miguel Ángel, nació el 6 de marzo de 1475 en Caprese, cerca de Arezzo, Italia y falleció el 18 de febrero de 1564, a la edad de 88 años. Fue escultor, pintor, arquitecto y poeta, y es considerado uno de los más grandes artistas de todos los tiempos.

Murió consumido por una fiebre lenta -según Giorgio Vasari- en su ordinaria residencia en Macel de' Corvi, una zona insalubre que desapareció en 1902 con motivo de la construcción del Altar de la Patria, el monumento realizado en honor a Víctor Manuel II.

Una placa de mármol en la Piazza Venezia recuerda el lugar: "Aquí estaba la casa consagrada por la morada y la muerte del divino Miguel Ángel".

(Fuentes: biografías.com y nationalgeographic.com.es)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios