18 de Octubre de 2018

Mundo

Papa declarará beatos a 95 mártires de la Guerra Civil Española

Francisco sostuvo una reunión con el prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, quien le presentó los decretos que permitirán la beatificación.

Junto a los mártires, el Papa también reconoció las "virtudes heroicas" de otros cuatro siervos de Dios. (Agencias)
Junto a los mártires, el Papa también reconoció las "virtudes heroicas" de otros cuatro siervos de Dios. (Agencias)
Compartir en Facebook Papa declarará beatos a 95 mártires de la Guerra Civil EspañolaCompartir en Twiiter Papa declarará beatos a 95 mártires de la Guerra Civil Española

Agencias
CIUDAD DEL VATICANO.- El Vaticano anunció hoy que el Papa Francisco aprobó el reconocimiento como beatos de la Iglesia Católica a 95 mártires asesinados durante el tiempo de la Guerra Civil Española (1936-1939).

Jorge Mario Bergoglio recibió la víspera en audiencia al cardenal Angelo Amato, prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, quien le presentó los decretos que permitirán la beatificación y tras revisarlos, los autorizó, según publica Notimex.

Con ello dio luz verde a la ceremonia formal, cuya fecha aún deberá decidirse.

Junto a los mártires, el Papa también reconoció las "virtudes heroicas" de otros cuatro siervos de Dios, quienes a partir de ahora serán conocidos como "venerables" (segundo paso en el proceso de elevación a los altares de los santos católicos).

Según la normatividad de la Iglesia, el reconocimiento de un santo toma años y el proceso está dividido en cuatro fases: siervo de Dios, venerable, beato y santo.

En el caso de los mártires, si se comprueba que fueron asesinados por "odium fidei" (odio a la fe), para ellos los pasos se vuelven tres.

Por eso las víctimas de la Guerra Civil pasarán de ser siervos de Dios directamente a beatos, porque -de acuerdo con la ley canónica- quienes entregan su sangre a causa de su credo están eximidos de procurar un "milagro" para su beatificación.

Para el resto de los "aspirantes a la santidad", los promotores de sus causas deben comprobar que por su intercesión Dios obró dos hechos extraordinarios, casi siempre curaciones inexplicables de enfermos graves.

En este caso, los nuevos beatos españoles son Abel Angel Palazuelos Maruri y 17 compañeros de la Orden de San Benito; Joan Vilaregut Ferrer y otros tres miembros de la Orden de los Carmelitas Descalzos, además de Pau Segalá Solé, sacerdote diocesano.

Además de Crisanto, Aquilino, Cipriano, José y 63 compañeros del Instituto de los Hermanos Maristas de las Escuelas (Pequeños Hermanos de María) y de dos fieles no religiosos.

Completan la lista Clementina Arambarri Fuente y tres compañeras, religiosas profesas de las Siervas de María Ministras de los Enfermos. La mayoría de estas personas fueron asesinados en 1936, algunos perdieron la vida en los años posteriores.

Por otra parte, los nuevo venerables son: el obispo portugués Joao de Oliveira Matos Ferreira (1879-1962), fundador de la Asociación "Liga dos Servos de Jesus", así como el sacerdote italiano Nicola Mazza (1790-1865), fundador de los Institutos para la Educación.

Así como la monja italiana Giulia Crostarosa (1696-1755), fundadora de la Orden de las Hermanas del Santísimo Redentor, y la española Teresa Toda y Juncosa (1826-1898), fundadora de la Congregación de las Hermanas Carmelitas Teresianas de San José.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios