15 de Noviembre de 2018

Mundo

Papa: dejemos a Dios escribir el camino de nuestra vida

Francisco dijo que es una tentación cotidiana no escuchar a Dios, no escuchar su voz, no sentir en el corazón su propuesta.

Bergoglio invitó a dejar  'escribir al Señor el camino de nuestra vida'. (Archivo/EFE)
Bergoglio invitó a dejar 'escribir al Señor el camino de nuestra vida'. (Archivo/EFE)
Compartir en Facebook Papa: dejemos a Dios escribir el camino de nuestra vidaCompartir en Twiiter Papa: dejemos a Dios escribir el camino de nuestra vida

Agencias
CIUDAD DEL VATICANO.- El Papa Francisco dijo hoy durante la misa matinal en la Casa de Santa Marta que puede ocurrir que un "lejano" logre escuchar la voz de Dios y un "vecino" cierre su corazón y quede en "fuga de Dios".

Esta fue la reflexión de Jorge Bergoglio, en la cual también invitó a dejar "escribir al Señor el camino de nuestra vida".

El Pontífice partió de un fragmento sobre Jonás y el relato del samaritano, según publica el sitio web ansa.it.

"Jonás -observó el Papa- sirve al Señor, reza tanto y hace el bien, pero cuando el Señor lo llama comienza a escapar. Jonás tenía su historia escrita y no quería ser molestado".

El Señor lo envía a Nínive y él "toma una nave hacia España, escapaba del Señor".

"Se puede escapar de Dios -agregó- incluso siendo cristiano, siendo católico, siendo de la Acción Católica, siendo sacerdote, obispo, Papa. Todos podemos escapar de Dios. Es una tentación cotidiana. No escuchar a Dios, no escuchar su voz, no sentir en el corazón su propuesta, su invitación".

Se puede escapar directamente y "hay otras maneras de escapar de Dios, un poco más educadas, un poco más sofisticadas", dijo luego Bergoglio.

En ese sentido, comentó la parábola del buen samaritano: el sacerdote y el frívolo no se detienen a socorrerlo porque tienen otra cosa que hacer, es decir, no "tienen la capacidad de escuchar la voz de Dios".

El samaritano en cambio, si bien es pecador, "comprendió que Dios lo llamaba y no escapó. El samaritano tenía el corazón abierto, era humano. Y la humanidad lo acercó", dijo el Pontífice.

"Jonás -comentó el Papa Francisco- tenía un diseño de su vida: él quería escribir su historia y así también el sacerdote y el frívolo. Un diseño de trabajo".

En cambio, prosiguió, este pecador, el samaritano, "se dejó escribir la vida por Dios: cambió todo, esa tarde, porque el Señor le acercó la persona de este pobre hombre, herido, tirado por la calle".

"Me pregunto y les pregunto: ¿nos dejamos escribir la vida, nuestra vida, de Dios, o queremos escribirla nosotros? Esto nos habla de la docilidad. ¿Somos dóciles a la palabra de Dios? Sí, yo quiero ser dócil. Pero tú, ¿tienes la capacidad de escucharla, de sentirla? ¿Tú tienes la capacidad de encontrar la palabra de Dios en la historia de cada día o tus ideas son las que te sostienen y no dejas que la sorpresa del Señor te hable?", sostuvo. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios