09 de Diciembre de 2018

Mundo

¡Son ruidosos estos mexicanos!, dice el Papa Francisco

El Santo Padre ofició una multitudinaria misa en la Basílica de San Pedro y encabezó el primer Angelus de 2015.

El Papa pidió recordar la fecha del bautismo como un día de fiesta. (AP)
El Papa pidió recordar la fecha del bautismo como un día de fiesta. (AP)
Compartir en Facebook ¡Son ruidosos estos mexicanos!, dice el Papa FranciscoCompartir en Twiiter ¡Son ruidosos estos mexicanos!, dice el Papa Francisco

Agencias
CIUDAD DEL VATICANO.- El Papa Francisco recibió el 2015 con una misa en la Basílica de San Pedro, en la cual advirtió que pretender separar a la Iglesia católica de la figura de Jesús es una “dicotomía absurda”.
El pontífice habló en el sermón con motivo de la solemnidad de la Virgen madre de Dios y cuando se recuerda la Jornada Mundial de la paz.

“Inseparables son Cristo y la Iglesia, porque la Iglesia y María van siempre juntas y esto es justamente el misterio de la mujer en la comunidad eclesial, y no se puede entender la salvación obrada por Jesús sin considerar la maternidad de la Iglesia”, dijo.

Precisó que ninguna manifestación de Cristo, ni siquiera la más mística, puede jamás ser desligada de la carne y de la sangre de la Iglesia. Sin la Iglesia, Jesucristo termina por reducirse a una idea, a una moraleja, a un sentimiento, según publica Notimex.

También recordó que este día se celebra la Jornada Mundial de la Paz y por eso invocó la intercesión de la Virgen para que Dios donde paz en estos días: paz en los corazones, paz en las familias, paz entre las naciones.

Añadió que todos están llamados a ser libres y a ser hijos de Dios y cada uno según las propias responsabilidades, a luchar contra las modernas formas de esclavitud. “De cada pueblo, cultura y religión, unamos nuestras fuerzas”, apuntó.

Saludo a mexicanos

Tras la misa, el Papa saludó sorpresivamente a un grupo numeroso de mexicanos que se encontraban en la Plaza de San Pedro y bromeó con ellos durante la primera bendición con el Angelus de 2015.

“Saludos a todos y veo ahí muchos mexicanos, también a ellos los saludo. ¡Son ruidosos estos mexicanos!”, exclamó sonriendo al final de su mensaje, que pronunció asomado a la ventana de su estudio personal en el Palacio Apostólico del Vaticano.

Aunque el pontífice habló en italiano, la mayoría de los mexicanos presentes comprendió sus palabras y respondió no sólo agitando sus banderas o aplaudiendo, sino también entonando cánticos en español.

“¡Francisco, hermano, ya eres mexicano!” y “¡Se ve, se siente, el Papa está presente!” fueron algunas de las “porras” cantadas por los fieles, muchos de los cuales portaban en sus manos banderas de su país.

El primer rezo mariano del Angelus del año incluyó detalles característicos introducidos por Jorge Mario Bergoglio, quien además de improvisar fuera del discurso preparado también pidió a la multitud repetir algunas de sus palabras.

Custodia en el corazón

Además Jorge Mario Bergoglio dialogó con la multitud, primero para preguntar a todos en la plaza si tenían presente la fecha de su bautismo y tras solicitarles que alcen las manos quienes sí la recordaban, exclamó: “Son muchos, pero no tanto”.

“Para los que no recuerdan la fecha de su bautismo, les doy una tarea para hacer en casa: buscar esa fecha y custodiarla bien en el corazón. Pueden también pedir ayuda a los padres, al padrino, a la madrina, a los tíos y abuelos. ¡El día de nuestro bautismo es un día de fiesta!”, señaló.

Luego solicitó a los más de 50 mil fieles presentes saludar a la Virgen en voz alta con la frase: “¡Santa madre de Dios!”. Y exclamó: “Todos juntos, tres veces repitamos: ¡Santa madre de Dios! ¡Santa madre de Dios! ¡Santa madre de Dios!”.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios