20 de Septiembre de 2018

Mundo

Papa Francisco, de acuerdo con castigar a los hijos

Padre presente no quiere decir controlador, porque anulan a los hijos, no los dejan crecer. dijo el Pontífice.

El Papa también pidió que el padre "esté cerca de su esposa, para compartir todo, alegrías y dolores, esfuerzos y esperanzas". (Agencias)
El Papa también pidió que el padre "esté cerca de su esposa, para compartir todo, alegrías y dolores, esfuerzos y esperanzas". (Agencias)
Compartir en Facebook Papa Francisco, de acuerdo con castigar a los hijosCompartir en Twiiter Papa Francisco, de acuerdo con castigar a los hijos

Agencias
CIUDAD DEL VATICANO.- "Dignidad y ternura", "saber esperar el regreso de los hijos", "firmeza", "misericordia" y "magnanimidad" son las palabras que definen la figura de un buen padre, dijo hoy el Papa Francisco en la audiencia general de los miércoles, según informó el sitio web de ANSA.

"Cada familia -dijo Francisco frente a más de siete mil personas- necesita del padre". También leyó un discurso ideal entre padre e hijo, que describe la pasión y la expectativa por un crecimiento maduro de sus hijos.

Analizó la parábola del hijo pródigo, o "mejor -subrayó- del padre misericordioso".

"Muchas veces -comentó- los padres deben ser pacientes y muchas veces no hay otra cosa que hacer más que esperar y rezar, con dulzura, magnanimidad y misericordia".

"Una vez -contó- en una reunión de matrimonios escuché a un papá decir: 'Algunas veces debo golpear a mis hijos un poco, pero nunca los golpeo en la cara, para no humillarlos'. Qué bello, el sentido de la dignidad, debe castigar, lo hace lo necesario, y sigue adelante".

"Afecto profundo" y "discreto" que tal vez de jóvenes no se puede "reconocer a fondo", "un testimonio de rigor" que tal vez no se comprendía cuando se hubiera querido sólo "complicidad y protección", "ponerse a prueba y vigilar sobre el exceso de sentimiento", agregó Francisco detallando características pedidas a la figura paterna, tras criticar en la audiencia de la semana pasada a los padres ausentes.

De hecho comenzó hoy a partir de la "primera necesidad", que el padre "esté presente en la familia. Que esté cerca de su esposa, para compartir todo, alegrías y dolores, esfuerzos y esperanzas".

"Y que esté cerca de los hijos en su crecimiento: cuando juegan y cuando trabajan, cuando están despreocupados o cuando están angustiados, cuando se expresan y cuando están taciturnos, cuando se atreven y cuando tienen miedo, cuando dan un paso equivocado o cuando encuentran el camino", explicó.

"Un padre presente -precisó el pontífice- no quiere decir controlador, porque los padres demasiado controladores anulan a los hijos, no los dejan crecer".

El Papa Francisco reflexionó sobre algunas expresiones del libro de los Proverbios, "palabras que un padre dirige a su propio hijo".

"No se podría expresar mejor -aseguró- el orgullo y la conmoción de un padre que reconoce haber transmitido al hijo lo que realmente cuenta en la vida, es decir un corazón sabio".

"Este padre no dice: 'Estoy orgulloso de ti porque eres exactamente igual a mí, porque repites las cosas que digo y que hago yo, no, le dice algo más importante, 'estaré feliz si te veo actuar con sabiduría y estaré conmovido cada vez que te escuche hablar con rectitud", agregó el Papa.

"Esto es lo que quise dejarte, para que se convirtiera en algo tuyo: la actitud de escuchar y actuar, de hablar y juzgar con sabiduría y rectitud. Y para que pudieras ser así, te enseñé cosas que no sabías, corregí errores que no veías. Te hice sentir un afecto profundo y en su conjunto discreto, que tal vez no reconociste plenamente cuando eras joven e incierto", explicó Francisco.

"Te di un testimonio de rigor y firmeza que tal vez no comprendías, cuando hubieras querido sólo complicidad y protección. Yo mismo, primero, tuve que poner a prueba la sabiduría del corazón, y vigilar sobre los excesos de sentimiento y resentimiento, para llevar el peso de las inevitables incomprensiones y hallar las palabras justas para hacerme comprender", agregó.

"Ahora, cuando veo que tú buscas ser así con tus hijos, y con todos, me conmuevo. Soy feliz de ser tu padre", subrayó Francisco.

"Así -comentó el Papa- dice un padre sabio, un padre maduro, un padre que sabe bien cuánto cuesta transmitir esta herencia, esta cercanía y dulzura y firmeza". Pero "cuanto consuelo se recibe cuando los hijos hacen honor a esta herencia, supera toda incomprensión, trabajo, cura toda herida".

Para comprender además de qué modo un padre debe ser "presente pero no controlador", el Papa reflexionó sobre la parábola del hijo pródigo, "o mejor del padre misericordioso". 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios