15 de Diciembre de 2017

Mundo

Francisco advierte a sacerdotes: aléjense de la tentación

El Santo Padre pidió a todos los cristianos acercarse a los hermanos en situación vulnerable.

Este domingo, el Papa Francisco canonizó a seis beatos en la Plaza de San Pedro. (AP)
Este domingo, el Papa Francisco canonizó a seis beatos en la Plaza de San Pedro. (AP)
Compartir en Facebook Francisco advierte a sacerdotes: aléjense de la tentaciónCompartir en Twiiter Francisco advierte a sacerdotes: aléjense de la tentación

Agencias
CIUDAD DEL VATICANO.- El Papa Francisco advirtió a los pastores de la Iglesia católica, entre ellos los sacerdotes, contra la tentación de volverse mercenarios, durante una misa multitudinaria que presidió en la Plaza de San Pedro.

En la celebración, el pontífice declaró oficialmente como nuevos santos a los beatos Giovanni Antonio Farina (1803-1888), Kuriakose Elías Chavara (1805-1871), Ludovico de Casoria (1814-1885), Nicola de Longobardi (1650-1709); Eufrasia Eluvathingal (1877-1952) y Amato Ronconi (1226-1292).

A la hora del sermón, aseguró que estos santos se dedicaron sin ahorro al servicio de los últimos, asistiendo a los indigentes, enfermos, ancianos y peregrinos.

“Su predilección por los pequeños y pobres era reflejo y medida del amor incondicional a Dios (...) La cercanía y la ternura son la regla de vida también para nosotros y sobre esto seremos juzgados”, indicó.

Poco antes destacó que Jesús basó toda su acción en la cercanía y la ternura hacia los seres humanos, porque él es el pastor y el “gran custodio de nuestras almas”.

Oveja perdida

Según el líder católico, el pastoreo de Cristo se basa en la premura y el amor hacia su grey al cual busca, lo cuida de la dispersión, los conduce al prado, lo hace reposar, busca a la oveja perdida, reconduce a la descarriada, cura a la herida y cuida a la enferma.

“Los que en la Iglesia estamos llamados a ser pastores, no podemos alejarnos de este modelo, si no queremos volvernos mercenarios. Al respecto, el pueblo de Dios posee un olfato infalible para reconocer los buenos pastores y distinguirlos de los mercenarios”, precisó.

Agregó que todos los cristianos deberían hacerse concretamente cercanos con los hermanos que piden pan, vestido, acogida y solidaridad.

“En el ocaso de la vida seremos juzgados por el amor, por la proximidad y por la ternura hacia los hermanos. De esto dependerá nuestro ingreso o no en el reino de Dios, nuestra colocación en una o en otra parte”, ponderó.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios