20 de Junio de 2018

Mundo

Vuelve a caminar con trasplante de células de cavidad nasal a médula

Paralizado desde hacía cuatro años cuando fue apuñalado en la espalda, fue el primero en el mundo en someterse a dicho tratamiento.

Darek Fidyka debe apoyarse en una andadera para poder caminar. (theguardian.com)
Darek Fidyka debe apoyarse en una andadera para poder caminar. (theguardian.com)
Compartir en Facebook Vuelve a caminar con trasplante de células de cavidad nasal a médulaCompartir en Twiiter Vuelve a caminar con trasplante de células de cavidad nasal a médula

Agencias
LONDRES, Inglaterra.- Un hombre paralizado logró volver a caminar luego de haber sido sometido a una terapia pionera en el mundo que involucró el transplante de células de su cavidad nasal a la médula espinal.

Darek Fidyka, de 40 años y que estaba paralizado del pecho a sus miembros inferiores tras haber sido apuñalado por la espalda repetidas veces en un ataque ocurrido en 2010, puede volver a caminar con la ayuda de una andadera.

El tratamiento pionero, el primero en su tipo en el mundo, fue realizado por cirujanos en Polonia con la colaboración de científicos en Londres, según publica el sitio web ansa.it.

El anuncio fue hecho en un artículo publicado en la revista especializada Cell Transplantation.

El ciclo televisivo Panorama de la BBC tuvo acceso único al proyecto, y pasó un año documentando el programa de rehabilitación del paciente.

Fidyka dijo que haber podido volver a caminar de nuevo "es algo increíble".

"No poder sentir la mitad de tu cuerpo te hace sentir completamente indefenso, pero al volver a caminar es como haber nacido de nuevo", declaró el hombre.

El profesor Geoff Raisman, jefe del área de regeneración neural del Instituto de Neurología del University College London (UCL), fue el encargado del equipo de científicos británicos. Raisman afirmó que lo logrado "es más impresionante que el hombre llegando a la Luna".

El tratamiento utilizó células de la cavidad nasal o OECS, las cuales forman parte del sentido del olfato en los humanos, y que permiten que las fibras nerviosas en el sistema olfativo se renueven continuamente.

En la primera de dos operaciones, los cirujanos retiraron uno de los bulbos olfatorios y crecieron las células en el laboratorio.

La investigación pionera fue financiada por la Fundación Nicholls de Lesiones Medulares (NSIF) y la Fundación de Células Madres del Reino Unido

Dos semanas más tarde, transplantaron las células OECS en la médula espinal de Fidyka, que había sido dañada como consecuencia del apuñalamiento en la espalda. Unas 100 micro-inyecciones de esas células fueron aplicadas al hombre por sobre y debajo de la herida. Además, cuatro tiras de tejidos nerviosos fueron transplantadas del tobillo del paciente en el costado izquierdo de la médula espinal, para estimular el crecimiento de cédulas medulares.

Los científicos consideran que las células OECS proveyeron de una vía para permitir que las fibras nerviosas ubicadas sobre y debajo de la herida se reconectaran, utilizando injertos nerviosos para unir el espacio en la médula espinal. Previo al tratamiento, Fidyka había estado paralizado por casi dos años y no mostraba señales de recuperación a pesar de varios meses de tratamientos intensivos de fisioterapia.

Dicho programa en el Centro de Neuro-rehabilitación Akron en Wroclaw (Polonia), que incluía sesiones de cinco horas diarias cinco días a la semana, fue continuado luego del transplante.

Fidyka comenzó a notar una mejoría luego de tres meses, cuando los músculos de su muslo comenzaron a crecer.

Y luego de seis meses de tratamiento, el paciente comenzó a dar sus primeros pasos, utilizando barras paralelas y ayuda de un fisioterapeuta.

Dos años después de haberse sometido al programa, puede caminar fuera del centro de rehabilitación con la ayuda de un caminador.

Fidyka logró además recuperar la sensación en la vejiga y en el intestino, como también la función sexual.

"Es increíble haber logrado la regeneración de la médula espinal. Algo que pensábamos era imposible de conseguir durante muchos años, se ha vuelto ahora realidad", afirmó el médico Pawel Tabakow, neurocirujano del Hospital Universidad de Wroclaw, y que encabezó el equipo de científicos polacos.

La investigación pionera fue financiada por la Fundación Nicholls de Lesiones Medulares (NSIF) y la Fundación de Células Madres del Reino Unido.

La NSIF fue creada por el cocinero David Nicholls luego que su hijo Daniel quedara paralítico tras sufrir un accidente de natación en 2003. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios