16 de Octubre de 2018

Mundo

Viven en el 'lugar más feliz en la Tierra', pero sin un techo fijo

Cientos familias de indigentes tratan de sobrevivir a la sombra del parque temático de Disney, ya que no cuentan con una casa propia.

Desde hace dos años, Theresa Muller se ha mudado de un cuarto de motel a otro, con sus tres hijos, su padre y su novio. (Agencias)
Desde hace dos años, Theresa Muller se ha mudado de un cuarto de motel a otro, con sus tres hijos, su padre y su novio. (Agencias)
Compartir en Facebook Viven en el 'lugar más feliz en la Tierra', pero sin un techo fijoCompartir en Twiiter Viven en el 'lugar más feliz en la Tierra', pero sin un techo fijo

Agencias
KISSIMMEE, Florida.- Hace cuatro años, Anthony y Candice Johnson se mudaron de Georgia al centro de Florida, a la sombra del parque temático de Disney, donde encontraron trabajos en un restaurante de barbacoa y una minitienda 7-Eleven. 

Sus sueldos combinados, sin embargo, fueron insuficientes para alquilar un apartamento, por lo que la pareja y sus dos hijos han estado viviendo en habitaciones de moteles baratos a lo largo de la carretera 192.

"Lo que nos parece difícil no es pagar las facturas", dijo Candice Johnson, de 24 años. "Es tratar de comenzar" con todo lo necesario para tener un lugar propio: el gasto combinado de las comisiones de solicitud, depósitos de seguridad y el primer mes de renta.

De acuerdo con The Associated Press, los Johnson forman parte de un número creciente de familias que viven en hoteles en este corredor turístico de Florida porque no pueden darse el lujo de otra cosa y porque su condado no cuenta con centros de refugio para unas mil 216 familias indigentes con niños.

El problema ha creado una reacción en cadena, afectando a su vez a empresas familiares. Algunos propietarios de estos hoteles han demandado a la policía del condado para obligar a los agentes a que desalojen a aquellos huéspedes que no han pagado o que han convertido sus cuartos en residencias semipermanentes.

Los defensores de los indigentes culpan del problema de la vivienda a los bajos salarios que pagan los servicios de la zona y las rentas

El caso arroja luz sobre la diferencia entre quienes trabajan y viven en este condado, a la sombra de Walt Disney World, y los turistas que llegan aquí a hacer gastos fuertes.

En un día cualquiera, los turistas pagan cerca de 100 dólares por persona para entrar en los parques temáticos de Orlando. Allí, es posible que se topen con estas familias sin hogar. Al salir de sus hoteles, pasan frente a paradas de autobús donde hay niños sin hogar esperando para ir a la escuela. Es posible que compren café en un Starbucks al lado de moteles que se han vuelto casas para estas familias de indigentes.

El sueldo inicial mínimo en Walt Disney World —la fuente de empleos más grande de la zona, a pocos kilómetros de los moteles— es de 8.03 dólares por hora, aunque eso podría aumentar a 10 dólares si se aprueba un contrato que se está negociando con el grupo sindical más grande del complejo.

"Los turistas que vienen aquí... no creo que tengan la menor idea", dijo James Ortiz, de 31 años, un trabajador de un restaurante de comida rápida que recientemente abandonó una habitación de motel para vivir ahora con sus padres y un hijo de cinco años en un parque de casas rodantes.

Los defensores de los indigentes culpan del problema de la vivienda a los bajos salarios que pagan los servicios de la zona y las rentas —relativamente caras— del condado de Osceola, donde viven 300 mil personas. Aunque son baratas en comparación con ciudades más grandes, las rentas en Osceola a menudo exceden lo que un trabajador que gana cerca de salario mínimo puede pagar, dijo Catherine Jackson, una consultora que recientemente escribió un informe para el condado acerca de las personas sin hogar.

"El hecho de que somos el 'lugar más feliz en la Tierra', y el primer destino de viajes es una buena noticia, pero esta economía basada en los servicios en realidad ha creado una dinámica de falta de vivienda", dijo Jackson.

Desde hace dos años, Theresa Muller se ha mudado de un cuarto de motel a otro, con todo y sus tres hijos, su padre y su novio. La propietaria del motel donde ellos se hospedan actualmente, HomeSuiteHome, ha tratado infructuosamente de echarlos desde hace meses.

Muller dijo que está desempleada, pero que tiene esperanzas de conseguir un trabajo en una tienda que vende artículos de un dólar. Mientras tanto, dice que los pagos por incapacidad de su padre ayudan a la familia a tratar de salir adelante.

Dijo que ya encontró una vivienda en un condado vecino que sí puede pagar y que estaba en el proceso de salir del motel.

"Este no es un lugar para los niños", dijo Muller.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios