20 de Abril de 2018

Mundo

Pide orfebre no destruir el Anillo del Pescador

Claudio Franchi, creador de la joya del Papa,

El Anillo del pescador es portado en la mano derecha  por Benedicto XVI. (EFE)
El Anillo del pescador es portado en la mano derecha por Benedicto XVI. (EFE)
Compartir en Facebook Pide orfebre no destruir el Anillo del PescadorCompartir en Twiiter Pide orfebre no destruir el Anillo del Pescador

Agencias
ROMA Italia.- El anillo del Papa es "uno de las señales en desuso del papado que fue recuperado por Benedicto XVI", por lo cual "espero que no sea destruido", afirmó el orfebre e historiador del arte Claudio Franchi, autor de la joya.

Franchi, convocado en 2005 para confeccionar el anillo de Joseph Ratzinger, destacó que la pieza tiene "una fuerte carga simbólica.

Tras el anuncio de la renuncia del Papa el próximo 28 de febrero, el vocero del Vaticano, Francisco Lombardi, especuló con la posibilidad de que el anillo "se destruya" después de esa fecha.

Ante la "situación inédita" de la dimisión papal, las normas está siendo estudiadas en estas horas por expertos vaticanistas, admitió el portavoz.

De allí el reclamo y la preocupación de Franchi. "Creo que el colegio de expertos está evaluando justamente no destruirlo", añadió el maestro orfebre de la escuela romana.

Franchi resaltó que el anillo "es uno de los símbolos, como otras señales, que habían sido recuperados" por el actual Papa.

Dado que ya no tenía la función de sello de otros tiempos, no fue adoptado por los papas anteriores, "creo que ya a fines de 1800", precisó.

Para el experto en arte, el anillo es más que nunca "una señal de este pontificado" de Joseph Ratzinger.

Franchi recordó las "críticas instrumentales: se decía que era un Papa conservador. En cambio quiso recuperar un valor del pasado".

"Basta pensar en que el anillo está en la mano con la cual bendice", señaló.

En general, y como estimó Lombardi, se habla de destrucción pero el maestro artesano explicó que la anulación del anillo se hacía marcando una suerte de "x", de modo que cuando era usado como sello se comprendía de inmediato que había sido deteriorado, o sea anulado en su función.

El deseo de Franchi, "no porque sea el autor sino por su fuerte carga simbólica", aclara, es que el anillo vaya a una vitrina o a un museo o "a la oficina de las celebraciones del pontífice".

La obra de arte "entre la búsqueda de códigos expresivos y la realización, requirió de dos semanas de trabajo", recordó el experto.

"En un estadio avanzado de trabajo fueron presentados al Papa dos modelos y él eligió el más clásico", añadió.

El anillo representa a San Pedro, el Pescador, además de las columnas y la plaza, o sea "el espacio físico del pescador vicario. Hay una relación entre San Pedro que pesca y Benedicto que pesca. Y la multitud de ayer (en el Vaticano, para darle las "gracias" al papa renunciante, ndr) testimonia muy bien esto", completó.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios