18 de Septiembre de 2018

Mundo

Policía admite errores en el caso de adolescentes que huyeron a Siria

Las familias de las jóvenes se quejaron de que las autoridades nunca les informaron que las menores habían sido interrogadas por la desaparición de otra joven.

Kadiza Sultana, Shamima Begum y Amira Abase al pasar por el control de seguridad del aeropuerto de Gatwick, en Londres. (belfasttelegraph.co.uk)
Kadiza Sultana, Shamima Begum y Amira Abase al pasar por el control de seguridad del aeropuerto de Gatwick, en Londres. (belfasttelegraph.co.uk)
Compartir en Facebook Policía admite errores en el caso de adolescentes que huyeron a SiriaCompartir en Twiiter Policía admite errores en el caso de adolescentes que huyeron a Siria

Agencias
LONDRES, Inglaterra.- La policía británica admitió el sábado errores en el caso de tres adolescentes que dejaron el país para sumarse al grupo extremista Estado Islámico luego que las familias se quejaran de que las autoridades debieron contactarlos directamente durante la investigación.

De acuerdo con The Associated Press, la inusual admisión se produjo luego que las familias de las tres adolescentes reiteraron que la policía les falló, desaprovechando oportunidades que pudieron dar pistas de que Shamima Begum, de 15 años, Kadiza Sultana, de 16, y Amira Abase, de 15, se habían radicalizado e planeaban irse a Siria.

Las familias estaban furiosas porque Scotland Yard no les dijo que agentes hablaron con las muchachas acerca de la desaparición de una compañera en la escuela Bethnal Green Academy. Los investigadores dieron a las jóvenes cartas pidiéndoles a los padres permiso para entrevistarlas, pero ellas las ocultaron.

Halima Khanom, hermana de Sultana, dijo a la BBC que si la familia hubiera sabido lo que estaba sucediendo, habría "tomado precauciones con mi hermana".

Sin embargo, la policía dijo en una declaración que se había informado a los padres sobre las entrevistas y que cuando la policía se reunió con un grupo de niñas en la oficina del vicedirector de la escuela fueron tratadas como testigos para ayudar en el caso de su amiga desaparecida. La policía insiste en que no había nada que indicara que las tres planeaban irse a Siria.

"Mirando atrás, reconocemos que las cartas debieron entregarse directamente a los padres", dijo la policía en un comunicado.

La inusual admisión se produce en momentos en que las autoridades lidian con la cuestión de cómo lidiar con jóvenes expuestos por medios sociales a la ideología extremista del Estado Islámico. Críticos dicen que el caso de las muchachas de Bethnal Green ilustra la incapacidad del sistema de entender y combatir la amenaza.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios