22 de Septiembre de 2018

Mundo

Policías matan a 13 pistoleros en Filipinas

Los atacantes, que se desplazaban en dos camionetas, dispararon contra más de 50 soldados y policías que les marcaron el alto en un retén.

    El enfrentramiento se registró en una aldea costera de la provincia de Quezón, a unos 140 kilómetros al sudeste de Manila. (Agencias)
El enfrentramiento se registró en una aldea costera de la provincia de Quezón, a unos 140 kilómetros al sudeste de Manila. (Agencias)
Compartir en Facebook Policías matan a 13 pistoleros en FilipinasCompartir en Twiiter Policías matan a 13 pistoleros en Filipinas

Agencias
MANILA, Filipinas.- Las fuerzas especiales del ejército y la policía de Filipinas mataron el domingo a 13 presuntos delincuentes en la isla de Luzón, en el último brote de violencia en el país en una semana.

Un policía resultó herido en el tiroteo, que duró 20 minutos en la aldea costera de Atimonan, en la provincia de Quezón, a unos 140 kilómetros (100 millas) al sudeste de Manila, de acuerdo a The Associated Press.

Los atacantes, que se desplazaban en dos camionetas, dispararon contra más de 50 soldados y policías cuando les marcaron el alto en un retén de Atimonan, dijo el teniente coronel Mónico Abang, quien dirigía el pelotón del ejército involucrado en el tiroteo. Los atacantes dispararon además desde un tercer vehículo, pero estos últimos lograron escapar, agregó.

Dos atacantes se apearon de uno de los vehículos y dispararon desde un canal situado al lado de la carretera. El resto permaneció en los dos vehículos, que fueron acribillados por los soldados, dijo Abang. La zona fue clausurada al tránsito tras el incidente.

El jefe de la policía provincial de Quezón, Valeriano de León, dijo que murieron 11 atacantes en el lugar. Otros dos perecieron camino al hospital, agregó, e indicó que las fuerzas gubernamentales recuperaron dos fusiles automáticos y ocho pistolas utilizadas por los atacantes.

Obligados a responder

"Bajaron las ventanillas y comenzaron a disparar, por lo que nos vimos obligados a responder", dijo Abang en una conferencia telefónica desde el lugar de los hechos. "Obviamente eran inferiores en número y armamento".

Un coronel de la policía resultó herido de bala en una mano y un pie, y fue hospitalizado, dijo de León.

Abang dijo que el ejército y la policía establecieron un puesto de control en la carretera luego que la fuerza pública recibió un aviso de un confidente de que los atacantes, envueltos en el narcotráfico, juego y secuestros pasarían por Atimonan, en Quezón, una zona montañosa en la que sigue activa la guerrilla comunista.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios