18 de Noviembre de 2018

Mundo

Política australiana confunde el Islam con un país

Stephenie Bannister, joven candidata a puesto político en la diputación, expone su ignorancia en entrevista televisiva.

La mujer acabó retirándose de la vida política no sólo por lo que dijo en la entrevista, sino porque pegó etiquetas antiterroristas en un supermercado. (Agencias)
La mujer acabó retirándose de la vida política no sólo por lo que dijo en la entrevista, sino porque pegó etiquetas antiterroristas en un supermercado. (Agencias)
Compartir en Facebook Política australiana confunde el Islam con un paísCompartir en Twiiter Política australiana confunde el Islam con un país

Agencias
SIDNEY, Australia.- Stephanie Bannister, candidata a diputada de Australia por el partido nacionalista Nación Unida, consideró al Islam como un país, durante una entrevista televisiva.

En una entrevista para el canal de televisión 7 News, Banister comentó: "Yo no estoy en contra del Islam como país, pero creo que sus leyes no deben aplicarse aquí, en Australia".

Cuando recapacitó la joven activista política de 27 años de edad trató de defenderse y explicó que sus palabras fueron sacadas de contexto, pues se refería a los Estados islámicos, no a la religión. 

Como señala la agencia RT, Bannister cometió muchos más errores durante la entrevista, pues también confundió el libro sagrado de los musulmanes, el Corán, con "haram", una palabra que representa los actos prohibidos por la "sharia", la ley islámica.

Bannister comentó en la entrevista que "menos del 2% de los australianos siguen el 'haram'", y esta palabra luego la confundió con "halal", vocablo que hace referencia a la carne aceptada por los musulmanes para ser comida, como dicta la "sharia". 

La entrevista de Bannister se centró en el Islam cuando detallaba el programa electoral de su partido en lo referente a la lucha contra la inmigración.

Este sábado los portavoces del partido al que pertenecía dieron a conocer que Bannister se retiró de la vida política y abandonó su candidatura en las elecciones parlamentarias del estado de Queensland, que estaban previstas para el 7 de septiembre.

Mas las errores no ocasionaron su salida de la política, pues la joven candidata estaba siendo procesada por la acusación de haber dañado mercancía de la compañía multinacional Nestlé.

A la mujer la detuvieron cuando estaba pegando etiquetas que decían "¡Atención! Alimentos 'halal', están ayudando a financiar el terrorismo", en los envases expuestos en un supermercado.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios