'La política polaca propició el desastre de la II Guerra Mundial'

Sergey Andreev declaró durante en una entrevista en un canal privado que la política polaca propició la Segunda Guerra Mundial.

|
El embajador ruso Sergey Andreev le echó la culpa de la Segunda Guerra Mundial. En la foto, monumento en Polonia en honor al general soviético Ivan Chernyakhovsky, al que se considera símbolo de la imposición del comunismo en Polonia pero un héroe nacional en Rusia. (AP)
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

Agencias
VARSOVIA, Polonia.- El embajador de Rusia provocó indignación en Polonia al sostener que este país fue parcialmente responsable del inicio de la Segunda Guerra Mundial, en una nueva disputa que profundiza las tensiones entre ambos países eslavos.

El embajador ruso Sergey Andreev describió la invasión soviética de 1939 contra Polonia como un acto de autodefensa, no de agresión.

Ante esa afirmación, el Ministerio del Exterior de Polonia afirmó el sábado que el embajador "socava la verdad histórica" y al parecer intentó justificar los crímenes de Stalin, publica The Associated Press.

La Segunda Guerra Mundial comenzó después que la Alemania nazi y la Unión Soviética sellaran un pacto en 1939 que incluía una cláusula secreta para repartirse Polonia y otras partes de Europa oriental.

Alemania invadió rápidamente a Polonia desde el oeste y los soviéticos lo hicieron 16 días después desde el este. Millones de polacos murieron en la guerra.

En una entrevista que transmitió el canal privado TVN, Andreev declaró que "la política polaca propició el desastre de septiembre de 1939 porque en la década de 1930 Polonia reiteradamente obstruyó que se formara una coalición contra la Alemania de Hitler. Por ende, Polonia fue parcialmente responsable del desastre que siguió después".

El Ministerio del Exterior de Polonia manifestó "sorpresa y alarma" ante esas declaraciones, en tanto que el canciller Grzegorz Schetyna solicitó la presencia de Andreev para el lunes a fin de examinar el asunto.

"Las declaraciones del más alto representante del estado ruso en Polonia socava la verdad histórica y refleja la interpretación más hipócrita de los acontecimientos conocidos que tuvieron lugar en las eras estalinista y comunista", señaló el ministerio en un comunicado.

Contra la armonía

Por su parte, la primera ministra Ewa Kopacz expresó su disgusto por las declaraciones del embajador.

"El papel de un embajador acreditado en un país debería ser la construcción de relaciones armoniosas y amistosas entre los países", dijo Kopacz.

Las relaciones entre ambos países jamás han sido fáciles desde que Polonia, otrora nación del boque soviético, rechazó el control de Moscú y acogió a Occidente, se integró en la OTAN y la Unión Europea.

Sin embargo, las tensiones se intensificaron en especial desde que Rusia se anexó Crimea en 2014, acción que Varsovia condenó enérgicamente.

Cargando siguiente noticia