21 de Noviembre de 2018

Mundo

Ponen precio a nazis sobrevivientes

El Centro Simon Wiesenthal realiza una campaña para identificar a los nazis que aún viven para llevarlos a los tribunales.

El cartelón de la campaña muestra en blanco y negro la fotografía de la entrada de un campo de concentración. (wiesenthal.com)
El cartelón de la campaña muestra en blanco y negro la fotografía de la entrada de un campo de concentración. (wiesenthal.com)
Compartir en Facebook Ponen precio a nazis sobrevivientesCompartir en Twiiter Ponen precio a nazis sobrevivientes

Agencias
BERLÍN, Alemania.- El Centro Simon Wiesenthal, que se dedica a la persecución de nazis que estuvieron activos en los campos de concentración durante la Segunda Guerra, lanzó este martes una campaña para encontrar a los últimos nazis que aún viven y ofreció una recompensa.

La campaña lleva el nombre de "Tarde. Pero no demasiado tarde!. Operación Última Oportunidad II" y la lanzó a través de su página en internet.

De acuerdo con Notimex, el cartelón de la campaña muestra en blanco y negro la fotografía de la entrada de un campo de concentración en cuyo gran portón confluyen tres vías ferroviarias.

Los trenes que transitaron por esas vías transportaron vagones repletos de judíos y de personas que el régimen nazi también se propuso aniquilar por no aceptar ni encajar en su ideología.

El cartelón lleva escrito en alemán el nombre de la campaña "Tarde, pero no demasiado Tarde" y se escribió al pie de éste: "Millones de inocentes fueron asesinados por los criminales de guerra nazis. Algunos de esos criminales están con vida y son libres".

Además, "ayúdenos a llevarlos ante los tribunales. (Daremos) hasta 25 mil euros por informaciones valiosas". A continuación se da una dirección de internet para las denuncias y una línea telefónica.

Los juicios contra viejos nazis son importantes para actuar en contra de la negación del Holocausto y de su distorsión

El Centro Simon Wiesenthal, que tiene su sede en Los Ángeles, California (Estados Unidos), y oficinas en varias ciudades del mundo pero no en Alemania, informó que es una campaña sin precedentes.

Los carteles se empezaron a pegar este martes en las calles de las principales ciudades de Alemania, específicamente en Berlín, Colonia y Hamburgo.

En un comunicado el Centro Simon Wiesenthal precisó que el director de esa oficina, Efraim Zuroff, dijo que "el paso del tiempo no disminuye la culpa de los asesinos" y que "la edad avanzada no les otorga inmunidad".

Los nazis sobrevivientes que aún queden deben tener alrededor de los 90 años, mientras que Zuroff afirmó que cada una de las víctimas desea que se haga un esfuerzo para que sus asesinos sean llamados a cuentas.

Además, que los esfuerzos que están teniendo lugar son un recordatorio de la importancia de los crímenes del Holocausto y una advertencia contra anti-semitas y racistas contemporáneos.

Señaló que los juicios contra viejos nazis son importantes para actuar en contra de la negación del Holocausto y de su distorsión.

Grupos neonazis

En Alemania hay en el medio neonazi grupos que niegan que el Holocausto haya tenido lugar y lo califican de ser una medida para desprestigiar históricamente a Alemania.

El argumento anterior está prohibido por la Constitución alemana y la mayoría de los alemanes se atiene a ese ordenamiento, pero aún así hay grupos extremistas de derecha que difunden y defienden lo anterior.

Zuroff recordó que Iván Demjanjuk fue el primer viejo nazi que ha sido convicto en Alemania después de décadas, por haber prestado sus servicios en el campo de concentración de Sobibor.

El juicio de Demjanjuk cimentó el camino legal para hacer lo mismo con otros nazis sobrevivientes, luego de que su juicio y condena tuvo lugar en el Tribunal de Munich en 2011 y sentenciado a cinco años de prisión.

Sin embargo, Demjanjuk murió antes de que entrar en vigor la condena porque sus abogados interpusieron un proceso de revisión de la condena.

Identificación

El diario Neues Deutschland (Nueva Alemania) entrevistó al director del Centro Moisés Mendelsohn en Potsdam, Julius Schoeps, quien se pronunció a favor de la identificación de los viejos nazis, aunque pidió que sólo se hiciera público su nombre si ya murieron.

Schoeps declaró que en Alemania todavía no se ha llevado a cabo la revisión del pasado nazi de los medios de comunicación, y mencionó al semanario de investigación periodística Spiegel, así como a radiodifusoras que siguen al aire.

En cambio, el historiador alemán-israelí Michael Wolffsohn criticó que el Centro Simon Wiesenthal haya ofrecido una recompensa monetaria, a lo que calificó de ser un acto "sin piedad y desvergonzado".

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios