22 de Septiembre de 2018

Mundo

Cameron logra contundente victoria

Con una inesperada y contundente victoria, el primer ministro David Cameron, seguirá con el cargo en una posición más firme que antes.

El Partido Conservador del Primer ministro Cameron fue reelegido este viernes en las elecciones parlamentarias británicas. (Foto AP/Kirsty Wigglesworth)
El Partido Conservador del Primer ministro Cameron fue reelegido este viernes en las elecciones parlamentarias británicas. (Foto AP/Kirsty Wigglesworth)
Compartir en Facebook Cameron logra contundente victoriaCompartir en Twiiter Cameron logra contundente victoria

Agencias
LONDRES, Inglaterra.- El Partido Conservador renovó este viernes el mandato popular para gobernar Gran Bretaña tras las elecciones parlamentarias del jueves, logrando una inesperada y contundente victoria que hará que el primer ministro David Cameron siga ocupando la residencia de Downing Street en una posición más firme que antes, según informó Associated Press.

Al anunciar un gobierno con mayoría, Cameron usó un tono conciliador en el que rindió tributo a su exsocio de coalición, el liberal demócrata Nick Clegg, y el líder del Partido Laborista de oposición, Ed Miliband. Ambos renunciaron como líderes de sus partidos el viernes tras los decepcionantes resultados electorales para ambos.

"Podemos hacer de Gran Bretaña un ámbito en que tengan acceso a una buena vida todos quienes están dispuestos a trabajar y hacer lo correcto", afirmó Cameron. Prometió contrarrestar el avance del nacionalismo escocés otorgando más poderes a Escocia y Gales y afirmó que gobernará como el partido de "una nación, un Reino Unido".

El primer ministro anunció su nuevo gobierno después de reunirse con la reina Isabel II. La gestión fue mucho más rápida de lo esperado ya que las encuestas previas anticipaban una puja pareja con el laborismo, lo que planteaba la posibilidad de días o semanas de negociaciones para formar gobierno.

El laborismo perdió mucho terreno, en especial por el empuje de los nacionalistas escoceses que lo barrieron en Escocia.

"Lamento realmente no haber triunfado", afirmó Miliband. "Nos hemos repuesto en el pasado y este partido volverá a hacerlo".

Al obtener la mayoría en la Cámara de los Comunes de 650 bancas, los conservadores lograron un resultado mejor al que incluso su propio partido suponía. Con el conteo de los 650 distritos completado, los conservadores obtenían 331 bancas y los laboristas 232.

La sorpresiva victoria da paso a una nueva era en la política de Gran Bretaña ya que una decena de veteranos legisladores pagaron la decepción de los votantes con los políticos tradicionales. Los nuevos se enfrentarán a un país dividido por las campañas negativas y las divergencias acerca del futuro del Reino Unido.

La economía fue el tema sobre el que giró la elección y la pregunta principal fue si el gobierno conservador trazó el camino correcto tras la crisis económica de 2008, la peor recesión desde la década de 1930. Cameron argumentó que el partido necesita de más tiempo para cimentar sus éxitos luego de cinco años de recortes presupuestarios diseñados para reducir el déficit e impulsar el crecimiento.

Miliband enfocó el debate en la desigualdad, señalando que la recuperación no ha alcanzado a las clases más pobres de un país de 64 millones de habitantes. La clase pobre trabajadora ha recibido un aumento en la presión debido a la enorme afluencia de migrantes de la Unión Europea, particularmente del extinto bloque oriental que recientemente se unió a la zona de libre comercio de 28 naciones.

El Partido Laborista, liderado por Miliband, fue aplastado en Escocia por el Partido Nacionalista Escocés 

Tal influjo ha cambiado a Gran Bretaña y ha saturado sus escuelas, hospitales y otros servicios públicos. Cameron prometió un referendo sobre la permanencia de Gran Bretaña en la Unión Europea, y el obtener concesiones de Europa fue algo que atrajo a los votantes, preocupados de que su país esté perdiendo el control de sus fronteras.

"Esta es por cierto una noche muy sólida para el Partido Conservador", afirmó Cameron el viernes cuando se anunció que había ganado su distrito de Witney en el sur de Inglaterra.

"Quiero que mi partido, y espero que el gobierno que querría liderar, reclame un manto que nunca deberíamos haber perdido. el manto de una nación, un Reino Unido", dijo Cameron prometiendo contrarrestar el aumento del nacionalismo escocés con más poderes para Escocia y Gales.

El Partido Laborista, liderado por Miliband, fue aplastado en Escocia por el Partido Nacionalista Escocés (SPN, por sus siglas en inglés), que ganó casi la totalidad de los 59 representantes de la región.

"Lo que estamos viendo hoy es a Escocia votando para depositar su confianza en el SNP, para hacer que se escuche la voz de Escocia, una voz clara para terminar con la austeridad, mejor servicios públicos y políticas más progresistas en Westminster", dijo la líder del partido, Nicola Sturgeon, a la BBC.

"El león escocés ha rugido esta mañana en todo el país", dijo el ex líder de la formación nacionalista Alex Salmond, que fue elegido en Gordon.

Miliband anunció el viernes que dimitirá después que la formación que encabeza obtuvo un resultado peor del esperado.

Hablando ante seguidores laboristas que le mostraron su apoyo con vítores, el político dijo que renunciará de inmediato para que el partido pueda reconstruirse.

"Esta ha sido una noche muy decepcionante y difícil para el Partido Laborista", dijo Miliband en la madrugada del viernes.

El socio de la coalición de gobierno de Cameron, el Partido Liberal Demócrata, sufrió una debacle en las urnas, perdiendo la mayoría de sus representantes como castigo por apoyar el programa conservador desde 2010.

A pesar de haber revalidado su escaño, Nick Clegg, dimitió el viernes como líder de la formación.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios