26 de Mayo de 2018

Mundo

Hasta 5 años de cárcel por un rato de placer prohibido

En respuesta a un fallo de la Corte, el Gobierno también plantea prohibir la publicidad de servicios sexuales en medios impresos o internet.

El proyecto de ley establece penas de prisión de hasta cinco años para las personas que compran servicios sexuales. (EFE/Archivo)
El proyecto de ley establece penas de prisión de hasta cinco años para las personas que compran servicios sexuales. (EFE/Archivo)
Compartir en Facebook Hasta 5 años de cárcel por un rato de placer prohibidoCompartir en Twiiter Hasta 5 años de cárcel por un rato de placer prohibido

Agencias
TORONTO, Canadá.- El Gobierno canadiense presentó el miércoles un proyecto de ley para despenalizar la prostitución pero que perseguirá a los clientes de prostitutas y las personas que facilitan esa práctica entre los individuos, informaron fuentes oficiales, según publicó la agencia EFE.

El proyecto de ley C-36 es consecuencia directa de una sentencia de diciembre del año pasado en la que el Tribunal Supremo declaró anticonstitucional las leyes que criminalizaban la prostitución.

Entonces, el Tribunal Supremo de Canadá dijo que "no es un delito vender sexo por dinero" y dieron al Gobierno canadiense un plazo de un año para modificar la legislación.

La sentencia fue acogida como un triunfo por las organizaciones de defensa de los derechos de las prostitutas, que consideraban que las leyes canadienses obligaban a las trabajadoras del sexo a ejercer sin protección y las empujaban a vivir de forma ilegal.

El proyecto de ley sí ilegaliza la prostitución en espacios públicos en los que pueden estar presentes menores, como calles, la publicidad de la prostitución y establece penas de prisión de hasta cinco años para las personas que compran servicios sexuales.

El proyecto de ley ya ha sido criticado por las organizaciones que recurrieron al Tribunal Supremo para eliminar la anterior legislación, al considerar que no ayuda a que las prostitutas trabajen de forma segura.

La corte, que emitió el fallo en un caso presentado por tres prostitutas, eliminó las prohibiciones de mantener un burdel, de vivir de la prostitución y de ofrecer servicios sexuales en vía pública. 

El fallo de la Corte Suprema ratificó una decisión de la Corte de Apelaciones de Ontario que, entre otros veredictos, eliminó la prohibición de prostíbulos sobre la base de que pone en peligro a los trabajadores sexuales al obligarlos a ofrecer sus servicios en las calles.

Sin embargo, el fallo no entró en vigor porque la corte dio al Parlamento un año para responder con una nueva legislación

Tras proxenetas y 'pervertidos'

En este contexto, The Associated Press señala que el ministro de Justicia, Peter MacKay, dijo que la nueva ley se centraría en proxenetas y en "los pervertidos".

"Estamos criminalizando la adquisición de servicios sexuales y en casos muy específicos la venta en áreas donde los jóvenes menores de 18 años podrían estar presentes", dijo MacKay.

Sugirió que los tribunales, en última instancia, interpretarían las circunstancias bajo las que alguien sería acusado por ofrecer sexo cerca de menores y agregó que la policía mostraría prudencia al momento de decidir si deben actuar o no.

La ley además prohíbe la publicidad de servicios sexuales en medios impresos o internet.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios