25 de Septiembre de 2018

Mundo

 / Ucrania

Prorrusos atacan escuelas y viviendas en Mariupol

Ante los atentado, el presidente de Ucrania interrumpió su viaje a Arabia Saudita para coordinar la respuesta del gobierno.

Un cadáver yace en una calle de Mariupol, Ucrania, donde por lo menos 29 personas murieron en ataques discriminados con cohetes. (Agencias)
Un cadáver yace en una calle de Mariupol, Ucrania, donde por lo menos 29 personas murieron en ataques discriminados con cohetes. (Agencias)
Compartir en Facebook Prorrusos atacan escuelas y viviendas en MariupolCompartir en Twiiter Prorrusos atacan escuelas y viviendas en Mariupol

Agencias
KIEV, Ucrania.- Una andanada indiscriminada de disparos mató a por lo menos 29 personas después de hacer impacto en un mercado, dos escuelas, viviendas y comercios en la ciudad ucraniana de Mariupol, dijeron las autoridades. El jefe de los rebeldes prorrusos dijo que inició una ofensiva en ese puerto de importancia estratégica.

De acuerdo con The Associated Press, el presidente de Ucrania convocó a una reunión de emergencia de sus jefes militares e interrumpió un viaje a Arabia Saudita para coordinar la respuesta del gobierno.

Los ataques tienen lugar un día después que los rebeldes rechazaron un plan de paz y anunciaron el comienzo de una ofensiva por varios frentes contra el gobierno central para aumentar el territorio bajo su control. Los gobiernos europeos han tratado de mediar para poner fin a la lucha en el este de Ucrania que, según las Naciones Unidas, ha dejado unos cinco mil100 muertos desde abril.

Mariupol, junto al Mar de Azov, es la ciudad principal entre Rusia continental y la península de Crimea anexada por Rusia. La intensa lucha en la región plantea temores de que las fuerzas separatistas, respaldadas por Rusia, traten de ocupar la ciudad para establecer un puente terrestre entre Rusia y Crimea.

La agencia noticiosa RIA Novosti atribuyó al líder rebelde ucraniano Alexander Zakharchenko haber dicho el sábado que había comenzado la ofensiva en Mariupol. Los insurgentes ocupan posiciones a unos 10 kilómetros (seis millas) de los suburbios orientales de la ciudad.

El ministro de Defensa ucraniano dijo que hubo tres andanadas de cohetes el sábado en Mariupol y sus suburbios.

Un acuerdo de paz firmado en septiembre en la capital bielorrusa, Minsk, contemplaba un alto el fuego y una retirada del armamento pesado

"El área atacada fue masiva", afirmó el alcalde Yuri Khotlubei. "Los milicianos fueron los que cañonearon. Esta es muy claramente una agresión rusa que ha causado pérdidas terribles para los residentes en el sector oriental de nuestra ciudad".

Por la tarde, Khotlubei informó que la cifra de muertos ascendía a 29.

Un puesto de control militar en un camino al este de la ciudad también fue impactado y un soldado murió, dijo el ministerio de Defensa.

El concejo municipal de Mariupol pidió calma a los residentes y desmintió los rumores de que las fuerzas armadas ucranianas planeaban evacuar la zona. "Por el contrario, todas las unidades están listas para combate y se han reforzado las medidas de seguridad", dijo el concejo en una declaración.

También hubo choques en las regiones de Donetsk y Luhansk.

La lucha también se ha intensificado recientemente en la ciudad de Debaltseve, en control del gobierno, a 50 kilómetros (31 millas) al este de Donetsk. Los caminos que llevan a la ciudad están en control de los separatistas y se teme que las fuerzas ucranianas puedan quedar completamente rodeadas.

La misión especial de observadores (SMM, en sus siglas en inglés) de la OSCE en el este de Ucrania expresó el sábado su preocupación por el creciente número de víctimas civiles y pidió moderación a ambos bandos.

"La SMM condena rotundamente la continuación de los combates en áreas residenciales. El empleo de zonas residenciales como puntos para abrir fuego atrae el fuego de supresión a esas zonas, aumentando el peligro para las vidas de los civiles", afirmó la misión en un comunicado.

Rusia insiste en que no apoya a los rebeldes, pero las autoridades militares occidentales señalan que el gran número de armas pesadas bajo control rebelde desmiente esa afirmación.

Un acuerdo de paz firmado en septiembre en la capital bielorrusa, Minsk, contemplaba un alto el fuego y una retirada del armamento pesado de una línea divisoria en el este de Ucrania. Ambas partes han violado reiteradamente el acuerdo, y tanto la artillería pesada como los ataques de cohetes han aumentado las víctimas civiles en las últimas semanas.

Los ministros de Exteriores de Rusia, Ucrania, Francia y Alemania acordaron el miércoles retomar esa línea divisoria, pero los combates han continuado sin interrupción.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios