18 de Septiembre de 2018

Mundo

Prostitución, 'plaga que debe desaparecer': Vaticano

La Santa Sede dijo que hasta ahora la trata de personas era vista como un 'mal menor' y que debe haber cero tolerancia.

Durante muchos años, como arzobispo de Buenos Aires, Jorge Bergoglio había apoyado a las asociaciones que operan en la Argentina contra la trata y la prostitución. (Agencias)
Durante muchos años, como arzobispo de Buenos Aires, Jorge Bergoglio había apoyado a las asociaciones que operan en la Argentina contra la trata y la prostitución. (Agencias)
Compartir en Facebook Prostitución, 'plaga que debe desaparecer': VaticanoCompartir en Twiiter Prostitución, 'plaga que debe desaparecer': Vaticano

Agencias
CIUDAD DEL VATICANO.- La prostitución y su conexión con la trata de personas con fines de explotación sexual son una "plaga que debe desaparecer", tras haber sido "demasiado tolerada" hasta ahora como "mal menor".

El llamado unánime surgió de los participantes en la conferencia realizada durante dos días en el Vaticano sobre el tráfico de seres humanos y las nuevas esclavitudes, según publica el sitio web ansa.it.

La conferencia fue promovida, con impulso directo del Papa Francisco, por la Pontificia Academia de las Ciencias y las Ciencias Sociales, junto con la Federación Internacional de Médicos Católicos.

Sobre estos temas, se anunció hoy en una reunión con la prensa, hay que esperar intervenciones o documentos de parte del propio pontífice.

"En esta conferencia hemos asistido a un cambio histórico, porque todos los participantes afirmaron que la prostitución, directamente involucrada en el tráfico de seres humanos, debe desaparecer", dijo José María Simón Castellví, presidente de de la Federación de Médicos Católicos.

El Papa Francisco impulsó conferencias sobre la trata de personas, ya que considera que es uan señal evidente de un sistema económico en el que no se respeta la dignidad de la persona humana

"Lleva a una sexualidad problemática, está siempre unida a la circulación de droga y también a la violencia, a la delincuencia fiscal, al reciclado", agregó.

"Hasta ahora era tolerada -observó Castellví-, ahora en cambio se ha dicho que debe desaparecer. Sobre esto hemos tenido amplio consenso: debe haber tolerancia cero, y la prostitución no puede ser aceptada como un mal menor, sino que es un mal mayor".

Desde el punto de vista ético, el presidente de los médicos católicos también subrayó que hay aspectos -como el darse recíproco de un hombre y una mujer, o como las donaciones de órganos y sangre (el encuentro también abordó el tráfico ilegal de órganos humanos)- que deben estar "extra commercium", más allá del comercio y el dinero.

El canciller de la Pontificia Academia, monseñor Marcelo Sánchez Sorondo, recordó que fue el propio Papa Francisco, ya poco después de su elección, quien indicó que debía abordarse el tema de la trata, de las nuevas esclavitudes y de la explotación sexual.

Durante muchos años, como arzobispo de Buenos Aires, Jorge Bergoglio había apoyado a las asociaciones que operan en la Argentina contra la trata y la prostitución.

"El conoce el problema, nos pidió estudiarlo. Y cuando lo vi antes de ayer en el desayuno, en la Casa de Santa Marta, me dijo: 'Es muy importante lo que están haciendo porque es un material precioso y yo quisiera hacer con este material'", agregó Sánchez Sorondo.

De ahí la posibilidad de que el Papa, en un futuro próximo, publique documentos sobre el tema. "Hasta ahora la Santa Sede -subrayó el canciller de la Academia vaticana- no había enfocado el problema lo suficiente en toda su gravedad. El Papa hará algo importante, y también esto representa un cambio radical".

El vocero vaticano, padre Federico Lombardi, subrayó que para Francisco es muy importante -también en relación con la cuestión migratoria- "el problema del tráfico de seres humanos como señal evidente de un sistema económico en el que no se respeta la dignidad de la persona humana".

En la reunión de dos días sobre las nuevas esclavitudes, que afectan a millones de personas en el mundo en el ámbito tanto laboral como sexual, "todos los relatores pidieron mayor apoyo de la Iglesia y mayor toma de conciencia sobre la gravedad del problema", observó Sánchez Sorondo.

Entre las perspectivas aún en consideración está la de "organizar una red internacional", aunque "la Academia no tiene las fuerzas, tendremos que ver".

La reunión realizada en el Vaticano tuvo intención preparatoria: entretanto hay otra fijada, a alto nivel, para 2015, mientras el año próximo podría haber una nueva etapa intermedia. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios