15 de Diciembre de 2017

Mundo

Cumple 50 años la puerta de ingreso al Nuevo Mundo

El puente de Verrazzano sigue siendo una de las maravillas de la ingeniería de Estados Unidos.

El puente de Verrazzano fue dedicado al explorador florentino Giovanni da Verrazzano. (megaconstrucciones.net)
El puente de Verrazzano fue dedicado al explorador florentino Giovanni da Verrazzano. (megaconstrucciones.net)
Compartir en Facebook Cumple 50 años la puerta de ingreso al Nuevo MundoCompartir en Twiiter Cumple 50 años la puerta de ingreso al Nuevo Mundo

Agencias
NUEVA YORK, EU.- El puente de Verrazzano cumple 50 años. El que es considerado la puerta de ingreso para el Nuevo Mundo fue inaugurado el 21 de noviembre de 1964 y hasta hoy es una de las maravillas de la ingeniería de Estados Unidos.

Dedicado al explorador florentino Giovanni da Verrazzano (que los estadounidenses escriben con una sola zeta), el puente surge sobre Narrows, el canal que da acceso a la bahía de Nueva York y que desde un lado le guiña un ojo a Staten Island y del otro a Brooklyn. 

La estructura se extiende imponente por casi un kilómetro y 300 metros y cuando fue inaugurado era el puente más largo del mundo. El primado le fue quitado en 1981 por el Humber Bridge, en el Reino Unido, que mide dos mil 220 metros. Sigue siendo a pesar de todo el puente más largo de Estados Unidos, superando por casi 20 metros al Golden Gate de San Francisco, California, según publica el sitio web ansa.it.

Proyectado por Othmar Ammann, la mano detrás también de otros puente de Nueva York como el George Washington y el Triborough, Verrazzano fue realizado en cinco años a un costo de 320 millones de dólares, el equivalente a dos mil 500 millones de dólares de hoy.

En el futuro, este puente que es el más largo de EU podría contar con un carril para bicicletas y otro peatonal

Fueron empleados 10 mil hombres, tres de los cuales murieron durante los trabajos. En la época el peaje era solo de 50 centavos, pero hoy cuesta 15 dólares.

Aun cuando hoy es el billete de visita para el ingreso al puerto de Nueva York, además de ser tomado por asalto cada año por miles de corredores durante la famosa maratón de Nueva York, cuando fue construido causó no pocas controversias en especial por parte de los residentes de Bay Bridge a Brooklyin cuyas casas fueron destruidas para dar lugar a la estructura.

También en Staten Island tuvo una bella dosis de transformación porque perdió su carácter rural y fue vinculada al resto de la ciudad vía terrestre y no sólo exclusivamente a través del mar.

Pero dejando el pasado detrás, es difícil hoy imaginarse a la Bahía de Nueva York sin el puente de Verrazzano. Desde hace medio siglo acoge a todas las embarcaciones, ya sea de crucero o mercantiles y todas deben ser construidas en modo de pasar bajo los casi 70 metros de altura de las aguas.

Esta regla ha debido respetarla hasta la Queen Mary 2, una de las naves crucero más grandes del mundo, la única que hace el servicio desde Southampton en Gran Bretaña a Nueva York, que fue rediseñada para dejar un espacio de unos cuatro metros bajo el puente.

En el futuro del puente podría estar la realización de un carril para bicicletas y otro peatonal. Desde hace tiempo se pide que también Verrazzano sea accesible a ciclistas y peatones. El objetivo final es el de realizar un recorrido de más de 80 kilómetros que se extiende en círculo hacia cuatro "borough" de la ciudad. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios