18 de Noviembre de 2018

Mundo

Puerto Rico se queda sin médicos

Miles de profesionales de la medicina están emigrando a Estados Unidos con la esperanza de mejores salarios.

Un médico camina por un pasillo del Centro Médico de San Juan, Puerto Rico. (Agencias)
Un médico camina por un pasillo del Centro Médico de San Juan, Puerto Rico. (Agencias)
Compartir en Facebook Puerto Rico se queda sin médicosCompartir en Twiiter Puerto Rico se queda sin médicos

Agencias
SAN JUAN, Puerto Rico.- Desde hace tiempo, conseguir una cita médica en Puerto Rico ha implicado largas esperas. Pero hoy en día, podría requerir subirse a un avión.

De acuerdo con The Associated Press, Puerto Rico está sufriendo un éxodo de médicos. Miles de profesionales de la medicina están emigrando al territorio continental de Estados Unidos con la esperanza de mejores salarios y reembolsos de las empresas aseguradoras.

Muchos de los pacientes, frustrados por las largas esperas y la escasez de especialistas, no tienen otra opción que ir a Estados Unidos por atención médica.

Uno de esos pacientes es Marilú Flores, una repartidora postal de 60 años que sufre de artritis reumatoide. No sólo está viajando a Estados Unidos para recibir tratamiento sino que está mudando definitivamente a Texas. "Los mejores médicos hace tiempo que se fueron", comenta Flores.

En los últimos cinco años, la cantidad de médicos en Puerto Rico ha disminuido en 13% de 11.397 a 9 mil 950, según la junta de licencias médicas. Los déficit más graves son los médicos generales y los subespecialistas, como por ejemplo oncólogos torácicos.

De los aproximadamente 400 cardiólogos que practicaban en Puerto Rico cinco años atrás, quedan sólo 150. La cantidad de anestesiólogos ha disminuido de 300 a unos 100 en aproximadamente el mismo periodo de tiempo, dijo el doctor Eduardo Ibarra, presidente de la Asociación de Cirujanos de Puerto Rico.

De los aproximadamente 400 cardiólogos que practicaban en Puerto Rico hace cinco años, quedan sólo 150

"Lo mismo ocurre con los neurocirujanos, no alcanzan ni a 20 hoy en día", declaró Ibarra. "No hay cirujanos especialistas en ciertas áreas".

Los puertorriqueños que deseen ir a un oncólogo del tórax, por ejemplo, tienen que viajar a Florida, si es que tienen los recursos para ello.

"Es verdaderamente catastrófico", opinó Ibarra.

El éxodo de médicos es parte de un éxodo generalizado de profesionales que se han ido de ese territorio estadounidense en los años recientes, para irse a vivir a estados como Florida o Nueva York, donde existe una gran demanda por trabajadores bilingües, especialmente en el sector policial y de enfermería. Muchos puertorriqueños también se van debido a la delincuencia o al alto costo de la vida. Actualmente hay casi un millón de puertorriqueños más en el territorio continental que en la isla.

Profesionales de la medicina aseguran que la situación sólo va a empeorar.

La reforma del sistema de salud aprobada en Estados Unidos implica que muchos estados necesitarán más médicos debido a que aumentará la clientela de pacientes, vaticinó el doctor Guillermo Tirado, especialista de medicina interna en Puerto Rico.

"Todos lo estados se están preparando para escoger a médicos de Puerto Rico", expresó Tirado. "Si tenemos ahora un gran éxodo, será peor después ... No ha habido gran revuelo porque hay una válvula de escape, que es comprar un pasaje a Orlando".

Puerto Rico actualmente no cumple los estándares federales de número de médicos per cápita, expresó Tirado.

La isla de unos 3.7 millones de habitantes no tiene más que dos neurocirujanos pediátricos, a pesar de las directrices recomiendan que debe haber uno por cada 80.000 personas, añadió.

A Puerto Rico además le falta 93 doctores de atención básica para satisfacer las necesidades médicas de la población, según estadísticas de la Agencia de Recursos y Servicios de Salud de Estados Unidos, que lleva la cuenta de falta de personal médico en el país.

De las 78 municipalidades que tiene la isla, 37 necesitan más profesionales de la salud, incluyendo San Juan y Ponce, la segunda ciudad más grande de Puerto Rico. La isla tiene aproximadamente 7 mil médicos de atención primaria, dijo Ibarra.

Al mismo tiempo, el turismo médico en Puerto Rico está aumentando y hay ahora dos hospitales nuevos bajo construcción en Manatí y Bayamón, que atraen principalmente a extranjeros y residentes de otras ciudades del Caribe, inclusive algunos del territorio continental estadounidense, comenta Pedro Pierluisi, representante de Puerto Rico en el Congreso.

"En cierta manera, es inconsistente", expresó Pierluisi.

Tirado comentó que los pacientes estadounidenses principalmente indagan por procedimientos estéticos, mientras pacientes caribeños suelen pedir especialistas que no hay en sus islas, como por ejemplo endocrinólogos.

"Es una paradoja", expresó, destacando que los turistas estadounidenses que necesitan atención médica urgente prefieren irse en ambulancia aérea al continente.

Para contrarrestar el éxodo de médicos, un legislador propuso un proyecto de ley que le obligaría a los estudiantes de medicina quedarse en el país por el tiempo que duró su residencia si es que fue financiada con dineros del estado.

"Nos estamos quedando sin especialistas", denunció José Aponte, ex presidente de la Cámara de Representantes de Puerto Rico.

El gobierno financia las residencias de por lo menos el 95% de todos los estudiantes de medicina de Puerto Rico, una inversión de entre 35 mil y 45 mil dólares al año para cada uno, expresó Aponte. Puerto Rico tiene cuatro escuelas de medicina, y cada año se gradúan unos 400 alumnos.

Si el proyecto es aprobado los estudiantes de medicina tendrán que reembolsar al gobierno por el costo de su residencia si se van del país antes de concluir el período establecido.

"Actualmente se están desapareciendo porque van a Estados Unidos, donde reciben ofertas increíbles", expresó Aponte.

Añadió Tirado: "Les llueven a diario ofertas de empleo, es un intenso bombardeo".

Los médicos familiares o de atención básica en Puerto Rico ganan aproximadamente 72 mil dólares al año, mientras que en Estados Unidos ganan alrededor de 180 mil, según cifras del Departamento de Trabajo de Estados Unidos, del 2012.

Ello se debe en parte a que todos los salarios son menores en la isla, donde el salario promedio es menos de 28 mil dólares al año, mucho menos que en el continente. Ibarra y Tirado sostienen que ciertos rasgos del sistema de seguro de salud de la isla, los médicos se ven obligados a recibir menor paga, o a enfrentar la opción de irse.

Profesionales de la salud en Puerto Rico además reciben menores reembolsos de parte de Medicare de lo que recibirían en cualquier otro estado o territorio estadounidense, afirmó Pierluisi. Reciben aproximadamente un 20% menos de los médicos en las Islas Vírgenes y la tasa básica de pacientes en hospital, es 14% menos que en el continente, declaró.

Actualmente, más de 670 mil personas en Puerto Rico usan el Medicare, el programa de asistencia médica estatal para los ancianos.

"Es una gran cantidad de pacientes para los médicos", expresó Pierluisi. "Es el mejor plan que tenemos, es el plan preferencial. Si Medicare no le paga bien a nuestros doctores, las aseguradoras comerciales lo harán".

Aunque el gobierno estadounidense deberá revisar la práctica de reembolsos del Medicare el año entrante, ello no frenará el éxodo de médicos de Puerto Rico, opinó Tirado.

Un estudio reciente realizado por la Asociación de Cirujanos de la isla halló que el problema se agrava por la cantidad de médicos que se están jubilando, y por la falta de estudiantes interesados en alergias, endocrinología, geriatría y urología. El estudio advirtió también sobre la escasez de especialistas como cardiólogos, anestesiólogos y cirujanos ortopédicos.

Flores dijo que está ansiosa por ir a vivir a Estados Unidos y no tener que preocuparse por la escasez de médicos.

"Ya tomé la decisión de renunciar a mi trabajo", comentó. "Me pagan bien, pero mi salud es más importante".

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios