12 de Noviembre de 2018

Mundo

“Que Dios los perdone”: Papa a cardenales

En su primera misa como obispo de Roma, Francisco llamó a tener coraje para edificar con consistencia la Iglesia Católica.

El artista Sudarshan Pattnalk hizo una escultura del nuevo pontífice en Bhubaneswar, India. (Milenio)
El artista Sudarshan Pattnalk hizo una escultura del nuevo pontífice en Bhubaneswar, India. (Milenio)
Compartir en Facebook “Que Dios los perdone”: Papa a cardenalesCompartir en Twiiter “Que Dios los perdone”: Papa a cardenales

Agencias

EL VATICANO.- El estilo informal y austero marcó desde la noche del miércoles los primeros actos del papa Francisco, quien en la cena con los cardenales, después de que lo eligieron como pontífice, les dijo: “Que Dios los perdone por lo que habéis hecho”.

Esa noche tuvo otro gesto de humildad, “después de la bendición en la Plaza de San Pedro, el Papa quiso regresar a la Casa Santa Marta en el mismo autobús con todos los demás cardenales y no en una limusina especial que se le había reservado”, detalló en conferencia de prensa el vocero del Vaticano, Federico Lombardi.

El portavoz también se refirió a la sencillez del Pontífice al no usar la esclavina roja cuando se asomó al balcón, pues se presentó con el pectoral que también llevaba cuando era obispo.

“Otro detalle que nos llamó la atención fue que pidiera las oraciones al pueblo sobre él, antes de dar la bendición, inclinándose y por tanto pidiendo la bendición de Dios a través de la oración de la gente”, recalcó Lombardi.

El jueves, al iniciar su agenda papal a las 8:00 horas de Roma (1:00 am en México), acudió al templo de Santa María la Mayor sin procesión de coches y acompañado de una escolta simple de la guardia Suiza. Llevó un pequeño ramo de flores a la Virgen Salus Populi Romani y lo colocó sobre el altar.

En esa capilla rezó de rodillas en silencio alrededor de 10 minutos, posteriormente saludó a los que estaban ahí: miembros del capítulo, confesores y frailes.

Tras visitar la Basílica, pasó por la Casa del Clero, donde se hospedó antes del cónclave, “ahí tomó su equipaje, saludó al personal y pagó la cuenta para dar un buen ejemplo”, abundó Lombardi.

Después regresó a la casa de Santa Marta, donde organizó las actividades de los próximos días, y a las 17:00 horas celebró misa en la Capilla Sixtina con todos los cardenales.

Al concluir la ceremonia, fue al apartamento papal a retirar los sellos, con el fin de que se realicen los trabajos de readaptación para que él habite ahí.

Pulmón y seguridad

La afectación pulmonar del Papa no será un obstáculo para el ritmo de trabajo que realizará, ni su estilo informal pondrá en peligro su seguridad, afirmó Lombardi.

Bergoglio tuvo una enfermedad y le extirparon un trozo de pulmón hace 40 años, pero ese hecho “nunca ha sido un obstáculo, para su ritmo de trabajo, su vida y su actividad pastoral, como demostró en la diócesis de Buenos Aires”, detalló el vocero del Vaticano.

Respecto a los problemas de seguridad que puede plantear el estilo “informal” del nuevo obispo de Roma, Lombardi mencionó que “los encargados de la escolta del Pontífice están a su servicio y adaptan las medidas para protegerlo al estilo de cada Papa”.

Por ejemplo, dijo Lombardi, “Juan Pablo II rompía las previsiones e iba a saludar a las personas sin avisar antes, los encargados de su seguridad siempre adecuaban los métodos para protegerlo según  esas características”.
Homilía

En su primera misa, Francisco señaló que si la Iglesia no proclama a Jesús se convertirá en una “ONG piadosa” y llamó a tener coraje para edificarla con consistencia y así “ir para adelante”.

Ante los cardenales reunidos en la Capilla Sixtina señaló que “si los fieles caminan sin la Cruz, edifican sin la Cruz y profesan sin la Cruz... no somos discípulos del Señor”.

En una breve homilía, que no llevaba por escrito, el pontífice destacó que “podemos caminar todo lo que queramos, podemos edificar tantas cosas, pero si no confesamos a Jesucristo, la cosa no funciona. Nos convertiríamos en una ONG de piedad, pero no en la Iglesia, esposa del Señor”.

Sobre los momentos difíciles subrayó que “la cosa no es así de fácil, porque en el caminar, en el construir, en el confesar a veces hay sacudidas, hay movimiento que no es justamente del camino, es movimiento que nos echa para atrás”. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios