20 de Agosto de 2018

Mundo

Quien sabe orar, sabe vivir: Papa

Francisco dijo que quien sabe orar no es 'un justiciero', sabe perdonar, 'abre la puerta a Dios y hace milagros'.

No rezar, comentó el Papa Francisco, es "cerrar las puertas al Señor". (Archivo/EFE)
No rezar, comentó el Papa Francisco, es "cerrar las puertas al Señor". (Archivo/EFE)
Compartir en Facebook Quien sabe orar, sabe vivir: PapaCompartir en Twiiter Quien sabe orar, sabe vivir: Papa

Agencias
ROMA, Italia.- El Papa Francisco dijo hoy en la misa matinal en la casa de Santa Marta que "la primera tarea de la vida es la oración", no la de los "papagayos" (habladores), sino "la hecha con el corazón".

Quien sabe orar no es "un justiciero", sabe perdonar, "abre la puerta a Dios y hace milagros", subrayó el Pontífice en la homilía, de la cual algunos fragmentos fueron difundidos por la radio Vaticana.

"A los ojos de Marta -comentó Jorge Bergoglio- orar era perder tiempo", mientras "nosotros sabemos que la oración hace milagros".

De acuerdo con el sitio web ansa.it, el Papa se refirió al fragmento de Marta y María sobre la antigua ciudad de Nínive, a la cual el profeta Jonás anuncia por encargo de Dios la inminente destrucción y que en cambio se salva porque los habitantes, creyendo en la profecía, se convierten invocando el perdón divino con todas las fuerzas.

Sin embargo, también en esta historia de redención el Papa subraya una actitud equivocada, la de Jonás, más dispuesto a una justicia sin misericordia en modo análogo a Marta, propensa a un servicio que excluye la interioridad.

"Hay otros como este testarudo Jonás -advirtió Bergoglio- que son los justicieros, él iba, profetizaba, pero en su corazón decía: se lo merecen. Se lo merecen. Se la buscaron. El profetizaba, pero no rogaba".

"No pedía al Señor perdón para ellos. Sólo les golpeaba. Son los justicieros, los que se creen justos. Y al fin, continúa el libro de Jonás, se ve que era un hombre egoísta, porque cuando el Señor salvó, por la oración del pueblo, Nínive, él se enojó con el Señor: tú siempre eres así, tú siempre perdonas".

No rezar, comentó el Papa Francisco, es "cerrar las puertas al Señor". Orar, dijo, es "abrir las puertas al Señor para que pueda hacer algo". 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios