21 de Septiembre de 2018

Mundo

Rajoy quiere 'suavizar' el caso Bárcenas

El presidente del gobierno español apela a la responsabilidad de todos para sacar adelante al país de su crisis económica.

Rajoy durante su comparecencia ante el pleno del Congreso para ofrecer su versión del caso Bárcenas, esta mañana en el Senado. (EFE)
Rajoy durante su comparecencia ante el pleno del Congreso para ofrecer su versión del caso Bárcenas, esta mañana en el Senado. (EFE)
Compartir en Facebook Rajoy quiere 'suavizar' el caso BárcenasCompartir en Twiiter Rajoy quiere 'suavizar' el caso Bárcenas

EFE
MADRID, España.- El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha apelado este jueves a la responsabilidad de todos para evitar que los signos de salida de la crisis se "malogren" por el "caso Bárcenas", ya que la situación económica "todavía es demasiado delicada como para jugar con ella".

Luis Bárcenas, extesorero de Rajoy y perteneciente al Partido Popular (PP) está preso por cobrar fuertes sobresueldos a altos cargos de dicho partido.

Rajoy ha comparecido a petición propia en un pleno extraordinario del Congreso de los Diputados para "frenar esa erosión de la imagen de España que algunos cultivan" y ha reprochado a la oposición socialista que "aliente la sospecha de inestabilidad" cuando "estamos a punto de salir de la recesión".

Alfredo Pérez Rubalcaba ha zanjado el tema al asegurar que si Rajoy, que ha comparecido a petición propia, quería hablar de la marcha de los indicadores económicos, debería convocar un pleno monográfico sobre ello.

El líder del PSOE le ha preguntado: "¿Con qué autoridad va a decir a los ciudadanos que no evadan impuestos si su partido lo lleva haciendo 20 años?".

El jefe del Ejecutivo ha reconocido que se equivocó al confiar en el extesorero del PP, pero ha descartado dimitir ni condicionar su agenda de reformas en marcha por "ningún imputado", en un país con seis millones de parados, ha recordado.

Crecimiento y empleo

Sin querer centrar el debate en asuntos económicos, como algunos analistas temían, Rajoy ha enumerado algunas de los indicadores que a su juicio muestran que "aquí volverá el crecimiento y el empleo y más pronto que tarde".

El único dato económico que ha adelantado es que en los últimos cinco meses ha habido una bajada de paro de 340,000 personas, según el registro de desempleo de julio, mes en el que el que este indicador habría bajado en más de 60,000 personas, y que se conocerá mañana viernes.

En este contexto, cuando "han desaparecido los riesgos de 
rescate que gravitaban sobre nuestras cabezas hasta hace pocos meses" y aunque la economía "no está bien, pero va mejor", Rajoy ha pedido que se valoren los "riesgos" que pudieran derivarse de una "gestión imprudente" de la situación generada por el escándalo.

Así, ha recalcado que la recuperación de la confianza de los mercados financieros internacionales -que ha reducido a la mitad la prima de riesgo en un año- "se basa principalmente en la garantía de estabilidad que ofrece un Gobierno que ha trazado una hoja de ruta que combina austeridad y reformas, y tiene el respaldo parlamentario preciso para llevarlas a cabo".

Se ha dirigido directamente al líder de la oposición, Alfredo Pérez Rubalcaba, para recordar los "sacrificios" y "esfuerzos" de ajuste necesarios para financiar la deuda española: "Bien está que tengamos que reparar en España la ruina del gobierno anterior. No me pida que además tengamos que protegerla de las ligerezas de la actual oposición", ha reprochado.

A juicio de Rajoy, con la amenaza de presentar una moción de censura y sus permanentes ataques, Rubalcaba "alienta la sospecha de inestabilidad", "sabotea la confianza" y se siente con "derecho a causar un daño gratuito, por mero capricho".

Invitación a dimitir

Unos argumentos que no han calado en la mayoría de la oposición, que ha reprochado a Rajoy que precisamente la crisis económica que aún sufre España está causada entre otras cosas por la corrupción que representa el "caso Bárcenas", por lo que debería dimitir.

Otros, como el portavoz de CiU, Josep Antoni Duran i Lleida, han convenido con el jefe del Ejecutivo en que al país no le conviene la desestabilización de unas elecciones anticipadas, sino adoptar las medidas necesarias para salir de la crisis.

"Todos hemos venido a pedirle cuentas a Rajoy, es un ejercicio de democracia, pero también convendría que los ciudadanos nos vean juntos con un pacto en favor de la recuperación económica", ha opinado.

Pero la portavoz de UPyD, Rosa Díez, ha defendido que para salir de la crisis económica debe superarse la crisis política.

El portavoz de IU, Cayo Lara, ha asegurado que la corrupción "ha sido un factor importante en el modelo productivo perverso, que ha logrado que la crisis sea más profunda y duradera en España" y ha recordado que ya hace un año que pidieron una comisión de investigación sobre el desastre financiero creado al calor de la "burbuja inmobiliaria".

También el representante de ICV, Joan Coscubiela, ha lamentado que "mientras suben los impuestos a las capas populares, sus protegidos defraudan y evaden impuestos y se benefician de la amnistía fiscal".

La portavoz de BNG, Olaia Fernández, ha afirmado que España está inmersa en "una grave crisis económica, pero también institucional y democrática" y ha instado al presidente a cambiar el "cruel" modelo económico y social que está implantando. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios