21 de Septiembre de 2018

Mundo

Estudiantes desafían la ley y salen a protestar

Cientos de jóvenes se manifestaron en la emblemática plaza Tahrir de El Cairo y fueron contenidos con gases lacrimógenos.

Una nueva ley prohíbe concentraciones de más de 10 personas sin previa autorización. (EFE)
Una nueva ley prohíbe concentraciones de más de 10 personas sin previa autorización. (EFE)
Compartir en Facebook Estudiantes desafían la ley y salen a protestarCompartir en Twiiter Estudiantes desafían la ley y salen a protestar

EFE
EL CAIRO, Egipto.- La policía egipcia dispersó este domingo a estudiantes islamistas que entraron en la plaza Tahrir de El Cairo para protestar contra el derrocamiento militar del presidente Mohamed Mursi, informaron fuentes de los Hermanos Musulmanes.

El portavoz de la cofradía Islam Taufiq indicó que la policía intervino contra los manifestantes, que también salieron a las calles para denunciar la muerte el pasado jueves de un joven de la Universidad de El Cairo en choques con las fuerzas de seguridad.

Alumnos de ese centro y de la Universidad de Al Azhar, entre otros, volvieron a manifestarse y gritaron lemas contra el Ministerio de Interior, desafiando la nueva ley que prohíbe las marchas sin autorización.

Según la televisión egipcia, las fuerzas de seguridad emplearon gases lacrimógenos para dispersar a los congregados en la plaza, que ha sido cortada al tráfico.

Los Hermanos Musulmanes denunciaron en su página web que varias personas resultaron heridas por disparos de balas de goma, mientras que otras presentaban síntomas de asfixia por el efecto de los gases.

Además, reiteraron su rechazo al uso de la fuerza por parte de la policía para dispersar "manifestaciones pacíficas".

Peligro para la seguridad

La nueva ley sobre las protestas prohíbe, entre otros aspectos, concentraciones de más de diez personas sin autorización, limita las manifestaciones frente a los edificios públicos y establece duras penas para los infractores de la norma.

De acuerdo al artículo 12, la policía egipcia puede disolver las protestas si se considera que pueden ser un peligro para la seguridad y emplear la fuerza en función del daño que quiera evitar.

Desde la destitución de Mursi en julio pasado, los Hermanos Musulmanes han mantenido la presión en las calles, mientras que las autoridades han reprimido sus manifestaciones y detenido a sus principales líderes, acusados de incitar a la violencia.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios