19 de Octubre de 2018

Mundo

Reina Isabel II se opone a independencia de Escocia

Señalan que el gobierno de David Cameron, primer ministro británico, se quedó 'sin ideas' sobre el futuro escocés.

La monarca estuvo acompañada del Príncipe Carlos y la Duquesa Camilla. (Agencias)
La monarca estuvo acompañada del Príncipe Carlos y la Duquesa Camilla. (Agencias)
Compartir en Facebook Reina Isabel II se opone a independencia de EscociaCompartir en Twiiter Reina Isabel II se opone a independencia de Escocia

Agencias
LONDRES, Inglaterra.- La monarca británica, Isabel II, subrayó la intención del gobierno de la Gran Bretaña de mantener a Escocia como parte del Reino Unido y rechazar la independencia de ese territorio.

La reina, de 87 años, hizo la declaración durante la presentación del programa legislativo, tradicionalmente llamado 'The Queen's Speech', cuando faltan 500 días para un referéndum histórico por la independencia de Escocia, que se llevará a cabo el 18 de septiembre de 2014.

"Mi gobierno seguirá justificando que Escocia siga siendo parte del Reino Unido", declaró Isabel II desde la Cámara de los Lores, donde anunció unas 15 propuestas legislativas del gobierno de coalición.

Durante la tradicional y fastuosa ceremonia, la Reina mencionó propuestas que incluyen a Escocia, pero ninguna que era exclusiva para ese país, según publicó Ansa Latina.

 Un 67% de los escoceses considera que los gobiernos de Gran Bretaña y Escocia deberían negociar

Por su parte, el secretario británico para Escocia, el liberal democrático Michael Moore, declaró que el gobierno de coalición está logrando un "cambio positivo" para los escoceses.

"Nuestro gobierno está logrando un cambio positivo para Escocia bajo la devolución (de las instituciones), apoyando a las familias con costos de manutención por hijo, impulsando la economía y los negocios y protegiendo las pensiones", subrayó Moore.

"Los proyectos legislativos y medidas anunciadas hoy son positivas para Escocia y refuerzan la posición de empleados y empleadores", agregó.

Sin embargo, la secretaria para Escocia en la sombra, la laborista Margaret Curran, sostuvo que el gobierno de Cameron "se quedó sin ideas" sobre el futuro escocés.

"La población de Escocia espera ver acciones concretas para que el país crezca. Pero nada en este anuncio mencionó un impulso para el empleo, controles a empresas de servicios o cómo reducir el costo de vida para las familias", indicó la legisladora opositora.

Angus Robertson, el jefe del Partido Nacionalistas Escocés (SNP) en Westminster, sostuvo que el anuncio de Isabel II "demuestra exactamente por qué Escocia necesita de un buen gobierno con independencia, y no un mal gobierno manejado desde Westminster".

"El anuncio muestra que Westminster no funciona para Escocia. En lugar de impulsar el crecimiento económico se enfoca en virar a la derecha política, y está fuera de contacto con la población escocesa", subrayó.

Esta semana, un sondeo indicó que el 67% de los escoceses considera que los gobiernos de Gran Bretaña y Escocia deberían negociar un acuerdo pre-referéndum de independencia.

Un reporte de la Comisión Electoral al comienzo del año recomendó a ambas partes sentarse a debatir por una posición "conjunta", para que los votantes pudieran ver información acordada acerca de qué ocurrirá tras la votación, ya sea que gane el sí o el no a la independencia.

Aunque el gobierno escocés ha pedido por dichas negociaciones, las autoridades del Reino Unido se negaron a dialogar.

Sin embargo, una encuesta de la consultora YouGov a 1,006 escoceses concluyó que el 67% quiere negociaciones, contra un 21% que se opone a ellas.

Los simpatizantes de los principales partidos políticos también están a favor de las negociaciones, con un 67% de los laboristas, un 53% de los liberales democráticos y un 53% de los conservadores que apoyan esa medida.

Entre los electores del SNP, el 88% quiere el diálogo, y sólo un 8% está opuesto a esa opción. Los temas que deberían tratarse en dichas negociaciones, según la Comisión Electoral, incluyen aspectos monetarios, regulación financiera y la participación de bienes y deudas.

El gobierno de Escocia, presidido por Alex Salmond, propuso el 10 de enero de 2012 un referéndum para decidir la independencia de aquella nación del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, que será celebrado el 18 de septiembre de 2014 . 

La medida se remonta al 2009 y proviene del SNP, cuyo principal objetivo es la independencia escocesa, cuya medida logró la aprobación por parte del Parlamento escocés y de la Corona británica.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios