Humillada una vez más por su marido, la reina Sofía se refugia en Mallorca

Entre escándalos por fraudes y relaciones extramaritales de Juan Carlos I, Sofía conserva el aprecio de los españoles.

|
La reina Sofía, una mujer ajena a los escándalos de su marido que ahora enfrenta la humillación encerrada y triste en Mallorca. (Foto: Twitter).
La reina Sofía, una mujer ajena a los escándalos de su marido que ahora enfrenta la humillación encerrada y triste en Mallorca. (Foto: Twitter).

Ciudad de México.- Tras la noticia del exilio del rey emérito Juan Carlos I, quien se dispone abandonar España para evitar las averiguaciones de sus cuentas bancarias relacionadas con la monarquía, el mundo ha puesto la mirada en su esposa, la reina Sofía, una mujer ajena a los escándalos de su marido que ahora enfrenta la humillación encerrada y triste en Mallorca.

Este verano no ha sido igual que otros años para la familia real de España. La reina Sofía, quien solía recorrer los mercados y tiendas locales de los alrededores del palacio de Marivent, ha cancelado su visita tras la noticia del exilio de su esposo, lejos de la prensa y del público, pues no es la primera vez que la mamá de Felipe de España tiene que afrontar con estoicismo una desdicha como ésta.

La reina Sofía, quien es una princesa de orígenes greco-daneses, también experimentó el exilio de su hermano, Constantino de Grecia II, quien tuvo que huir de su país natal tras un breve reinado, de 1964 a 1967, interrumpido por un golpe de Estado.

Asimismo, la relación de su hijo, el rey Felipe, y su aún esposo, el rey emérito Juan Carlos, ha dejado en una tensión tremenda a la Reina y no podemos olvidar el tumulto que provocó el encarcelamiento de su yerno, Iñaki Urdangarin, esposo de su hija la infanta Cristina, por el caso Nóos, relacionado con fraude y robo de dinero.

La Reina nunca tuvo una sola nota mala en todo su reinado; mientras sobrellevaba la pérdida de su familia que fue obligada al exilio, enfrentó los múltiples rumores de las relaciones extramaritales de Juan Carlos I, pero nunca se le vio caer en algún escándalo, no se le conocieron amistades peligrosas, ni mucho menos se le vio haciendo algo indebido.

A sus 81 años, la mamá de Felipe es uno de los rostros más populares de la monarquía española y aún apreciado por los contribuyentes españoles.

Por eso la mirada del público ve con empatía a la reina emérita, quien de nueva cuenta tiene que lidiar con la tristeza de ver a un familiar renunciar a su país.

La revista "Vanitatis" asegura que mientras el rey Juan Carlos buscará refugio y empezará una nueva vida fuera de España, la reina Sofía se quedará en el rincón del mundo que más alegrías le ha dado, Mallorca, pues ahí crió a sus hijos.

"La tristeza de la reina es comparable a la que sintió cuando su hermano Constantino tuvo que exiliarse", dijo una fuente al medio.

Por otro lado, se desconoce si el exilio del Rey pueda ser motivo definitivo de divorcio legal del matrimonio, que desde hace años ya vivía vidas separadas.

También se sabe que la Reina no tiene que cambiar su domicilio del Palacio de Zarzuela, donde también vive su hijo con su esposa e hijas. Además, Sofía se encuentra acompañada en estos momentos de la infanta Elena y de su hermana, la princesa Irene.

 

 

noticias relacionadas