15 de Diciembre de 2017

Mundo

Religiones monoteístas no son violentas: Papa

Rechaza el obispo de Roma que sólo el "politeísmo de valores" garantizaría tanto la tolerancia como la paz social

El papa dialogó ante miembros de la Comisión Teológica Internacional. (Agencias)
El papa dialogó ante miembros de la Comisión Teológica Internacional. (Agencias)
Compartir en Facebook Religiones monoteístas no son violentas: Papa  Compartir en Twiiter Religiones monoteístas no son violentas: Papa

Agencias
EL VATICANO.- Benedicto XVI rechazó hoy la idea según la cual las religiones, de manera particular las monoteístas, serían intrínsecamente portadoras de violencia, sobre todo por su afirmación de la existencia de un verdad universal.

El papa hizo estas consideraciones en un discurso dirigido a los miembros de la Comisión Teológica Internacional, un organismo dependiente del Vaticano que analiza cotidianamente los grandes temas del catolicismo, a quienes recibió en audiencia, dio a conocer Notimex.

Según el obispo de Roma, algunos creen que sólo el "politeísmo de los valores" garantizaría tanto la tolerancia como la paz social y sería conforme al espíritu de una sociedad democrática pluralista.

Pero aseveró que para el catolicismo Jesús es la "revelación definitiva del misterio del Dios único", quien padeció en la cruz "como un cordero llevado al matadero", estableciendo así un rechazo radical de toda forma de odio y de violencia.

"Por lo tanto, si en la historia ha habido o hay formas de violencia en nombre de Dios, no deben ser atribuidas al monoteísmo, sino a causas históricas, principalmente a los errores de los hombres", mencionó.

"Más bien es el olvido de Dios el que lleva a las sociedades humanas a una forma de relativismo que inevitablemente genera violencia", agregó el líder religioso.

Advirtió que cuando se niega la posibilidad de todos de hacer referencia a una verdad objetiva, derivada de las propias creencias religiosas, el diálogo se hace imposible y la violencia, declarada o subterránea, se convierte en la norma de las relaciones humanas.

Insistió que sin la apertura a lo trascendente, que permite encontrar las respuestas a las preguntas sobre el sentido de la vida y la forma de vivir según una moral, el hombre se vuelve incapaz de actuar de acuerdo con la justicia y de esforzarse por la paz.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios