23 de Septiembre de 2018

Mundo

Renuncia de mujeres de gabinete sacude a primer ministro de Japón

La dimisión de las titulares de Justicia, Midori Matsushima, y de Economía, Comercio e Industria, Yuko Obuchi, afecta la imagen de Shinzo Abe.

La ahora ex ministra de Justicia, Midori Matsushima, ofreció una rueda de prensa tras su dimisión hoy en Tokio. (EFE)
La ahora ex ministra de Justicia, Midori Matsushima, ofreció una rueda de prensa tras su dimisión hoy en Tokio. (EFE)
Compartir en Facebook Renuncia de mujeres de gabinete sacude a primer ministro de JapónCompartir en Twiiter Renuncia de mujeres de gabinete sacude a primer ministro de Japón

EFE
TOKIO, Japón.- La dimisión presentada hoy por las titulares niponas de Economía y Justicia -recientes apuestas personales del primer ministro, Shinzo Abe- supone el golpe más duro hasta la fecha para su Gobierno y para su meta de potenciar el rol de la mujer en Japón.

Las hasta ahora responsables de Justicia, Midori Matsushima, y de Economía, Comercio e Industria, Yuko Obuchi, presentaron sus cartas de renuncia con apenas unas horas de diferencia, presionadas por la oposición por haber violado supuestamente la ley electoral nipona.

La primera de ellas distribuyó "uchiwa" (abanicos japoneses) en los que figuraban su imagen, su nombre y su cargo a personas que asistieron a diferentes festivales celebrados en el distrito de Tokio, al que representa como parlamentaria.

El reparto de bienes de cierto valor -donde se podrían incluir estos abanicos- a votantes de la propia circunscripción electoral está prohibido por ley en Japón.

Por su parte, dos grupos de apoyo de Obuchi aparentemente financiaron visitas a Tokio de votantes de su demarcación electoral en la prefectura de Gunma (centro de Japón), lo que en 2010 y 2011 pudo suponer un coste de más de 26 millones de yenes (unos 190,.000 euros).

Medios de comunicación locales también han atribuido a Obuchi haber malversado caudal público por valor de unos 3,6 millones de yenes (unos 26,300 euros) para comprar productos y contratar servicios de empresas de familiares.

"Quiero empezar de cero como política y recuperar la confianza de todos los ciudadanos. Les pido disculpas a todos ellos. Voy a analizar a fondo el supuesto uso de estos fondos", dijo la exresponsable de Economía en rueda de prensa tras presentar la dimisión.

Matsushima, por su parte, se disculpó por perjudicar al actual Gobierno y defendió que los abanicos repartidos son productos de "usar y tirar" y, en realidad, no violan la legalidad.

El primer ministro dijo que se siente "responsable de los nombramientos" de ambas ministras y designó hoy mismo a sus sustitutos

Ambas anunciaron su decisión de conservar sus escaños mientras se aclara su situación.

Varios analistas locales han subrayado la nimiedad de los supuestos delitos a la hora de compararlos con los abusos de anteriores administraciones en Japón, aunque al mismo tiempo han destacado la torpeza con la que aparentemente se habrían ejecutado dichas irregularidades.

En cualquier caso, la renuncia de ambas supone el golpe más duro recibido hasta ahora por el Gabinete de Abe desde que éste accediera al poder en 2012.

Especialmente contundente es la dimisión de Obuchi, hija menor del ex primer ministro Keizo Obuchi y que a sus 40 años se había convertido en el nombramiento estrella del remozado gabinete, al obtener un puesto desde el cual debía lograr la reapertura de centrales nucleares en el país tras el accidente de la planta de Fukushima, en 2011.

Al margen de haberse convertido en la persona más joven en acceder a un cargo de ministro en Japón desde el final de la II Guerra Mundial, Obuchi era considerada por la mayoría de expertos la mujer mejor posicionada para convertirse en la primera jefa de Gobierno de Japón en el futuro.

Su nombramiento y el de Matsushima, de 58 años, se anunciaron el pasado 3 de septiembre junto con los de otras tres ministras, lo que dejó en cinco el número de carteras en manos de mujeres, una cifra que no se veía en Japón desde hacía más de diez años.

La decisión, que pretendía servir para revitalizar la actual administración después de una polémica reinterpretación de la Constitución pacifista del país y una criticada subida del IVA, respondía al plan de Abe de aumentar la proporción de mujeres con cargos de responsabilidad hasta el 30 por ciento para el año 2020.

Para ocupar la cartera de Economía optó por Yoichi Miyazawa, de 64 años, sobrino del ex primer ministro Kiichi Miyazawa (que gobernó entre 1991 y 1993) y quien anteriormente fue viceministro en la Oficina del Gabinete.

Para Justicia eligió a Yoko Kamikawa, de 61 años, a la que Abe ya nombró ministra de Estado a cargo de la menguante tasa de natalidad en Japón durante su primer mandato como jefe de Gobierno entre 2006 y 2007.

Las dimisiones de hoy llegan, además, en un momento en el que otros dos de sus últimos nombramientos femeninos encaran duras críticas.

Se trata de Sanae Takaichi y Eriko Yamatani, titular de Interior y ministra encargada de resolver el secuestro de ciudadanos nipones por Corea del Norte, respectivamente, censuradas públicamente tras aparecer en fotos con el líder de un grupo racista de ultraderecha. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios