23 de Julio de 2018

Mundo

Preso que no sabía ni leer ahora es asesor financiero

Acusado de asesinato a los 17 años y una vez condenado, Curtis Carroll aprendió cómo invertir de manera exitosa en la bolsa de valores.

Desde prisión, Curtis Carroll enseña a un grupo de reclusos los principios financieros básicos y cómo invertir en bolsa. (npr.org)
Desde prisión, Curtis Carroll enseña a un grupo de reclusos los principios financieros básicos y cómo invertir en bolsa. (npr.org)
Compartir en Facebook Preso que no sabía ni leer ahora es asesor financiero Compartir en Twiiter Preso que no sabía ni leer ahora es asesor financiero

Agencias
LONDRES, Inglaterra.- Curtis Carroll, condenado por asesinato, descubrió la bolsa de valores en la cárcel. A través de sus amigos y familiares en el exterior invierte desde la prisión estatal de San Quintín, en el norte de California (EU), y también ejerce de asesor financiero independiente. Todo el mundo en la cárcel lo llama 'Wall Street'.

"No podía creer que todo el mundo pudiera tener acceso a este tipo de dinero. Todos deberían hacerlo. ¡Y es legal!", afirma Curtis Carroll, declarado culpable de asesinato a los 17 años y condenado a cadena perpetua por homicidio en primer grado e intento de robo, informa la cadena NPR. 

Carroll, de 37 años, pasó la mayor parte de su juventud deambulando por las calles de la ciudad de Oakland, donde nació, y durmiendo en albergues o iglesias. Su madre y su abuela eran adictas al 'crack'. 

Una noche, cuando él y dos amigos se dispusieron a romper una máquina de juegos, se produjo un tiroteo que dejó un muerto. Carroll fue acusado de ser el autor de los disparos.

Carroll llama a su familia y amigos para preguntar por los precios de las acciones y decirles qué comprar o vender

Ya en la cárcel, donde aprendió a leer viendo los envoltorios de los caramelos y las etiquetas de ropa, cayó por error en la sección financiera pensando que eran las páginas de deportes de un diario. Uno de los reclusos le preguntó si sabía jugar a la bolsa de valores. 

"Nunca había escuchado esa expresión antes. Me explicó cómo funcionaba y me dijo que de ahí era de donde los 'blancos' obtenían dinero. Y dije: guau, aquí como que hay algo para mí", cuenta.

Actualmente, se encuentra en la prisión estatal de San Quintín, en el norte de California, donde lee cuidadosamente y a diario varios periódicos financieros y cada jueves por la noche, 'Wall Street' enseña a un grupo de reclusos los principios financieros básicos y cómo invertir en bolsa, entre otros.

"Todo el que ha hecho dinero en el mundo ha logrado dominar cuatro pasos simples: ahorrar, controlar sus gastos, endeudarse prudentemente y diversificarse", explica. 

Carroll define el negocio de invertir en bolsa "como una telenovela" al estar siempre tratando de anticipar "qué sucederá después".

Carroll no tiene acceso ni a una computadora ni a Internet, por lo que llama a su familia y amigos para preguntar por los precios de las acciones y decirles qué comprar o vender. 

"Estoy en la cárcel, pero estoy en el mismo campo de juego que Warren Buffett (como inversionista). Puedo escoger las mismas empresas. No puedo comprar el mismo número de acciones que él, pero técnicamente somos lo mismo", asegura.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios