15 de Diciembre de 2017

Mundo

Violencia sexual, otra cara del conflicto en Colombia

La cifra que entregó Jineth Bedoya es estremecedora y desgarradora, porque se refleja el alto grado de degradación del conflicto colombiano.

La reportera Jineth Bedoya lidera una batalla para que el Estado colombiano asuma su responsabilidad y lleve a la cárcel a los victimarios, que tomaron a la mujer como un 'trofeo de guerra y de sexo'. (Notimex)
La reportera Jineth Bedoya lidera una batalla para que el Estado colombiano asuma su responsabilidad y lleve a la cárcel a los victimarios, que tomaron a la mujer como un 'trofeo de guerra y de sexo'. (Notimex)
Compartir en Facebook Violencia sexual, otra cara del conflicto en ColombiaCompartir en Twiiter Violencia sexual, otra cara del conflicto en Colombia

Agencias
BOGOTÁ, Colombia.- La reportera Jineth Bedoya, símbolo de dignidad de las mujeres colombianas, aún tiene adolorida el alma como víctima del conflicto y denuncia que este ha dejado dos millones de mujeres violadas por paramilitares, guerrilla y por agentes del Estado, según publicó Notimex.

En el 2000, esta pequeña y menudita reportera judicial, que trabaja para el diario El Tiempo, fue secuestrada en la capital colombiana y posteriormente violada, por hombres de los ultraderechistas grupos paramilitares, que actuaban en complicidad con agentes del estado.

Uno de sus captores y violadores, quien fue detenido años después en mayo del 2015, fue dejado en libertad por las autoridades judiciales, lo que hizo que la periodista estallara en cólera con su alma y corazón herido.

Jineth Bedoya, lidera una batalla con todas sus fuerzas para que el Estado colombiano asuma su responsabilidad y garantice que la justicia de este país lleve a la cárcel a los victimarios, que han tomado a la mujer como un “trofeo de guerra y de sexo”.

En los foros a los que asiste denuncia con contundencia el silencio de la institucionalidad, el discurso gubernamental que gira en torno a balances de buenas intenciones, pero carente de políticas claras y efectivas para frenar esta otra cara de la guerra en Colombia.

La cifra que esta semana entregó Bedoya es estremecedora, desgarradora, porque en ella se refleja el alto grado de degradación del conflicto colombiano.

“En Colombia hay sistemáticamente un abuso contra las mujeres en tema de violencia sexual y que a nadie le importa”, advirtió la reportera que sarcásticamente dijo que la Unidad de Víctimas, adscrita a la Presidencia de Colombia, el ministerio de Defensa, se escandalizan con la cifra de 10 mil casos de violaciones”.

Para Bedoya, quien ha investigado esta aterradora realidad, entre el 2001 y 2009, el periodo de la llamada “Seguridad Democrática”, en Colombia se han registrado más de dos millones de mujeres violadas en medio del conflicto armado.

Las víctimas de la guerra en Colombia, superan los siete millones de personas, y de ellas un alto porcentajes son mujeres cabezas de familia, cuyos maridos fueron asesinados o desaparecidos, violadas y desplazadas.

Jineth Bedoya cuestionó que en las platicas de paz entre las FARC y el Estado en La Habana no exista en la agenda el tema de la violación

Para Jineth Bedoya, “son más de dos millones de mujeres violadas entre el 2001 y 2009. Que el gobierno no se escandalice con la cifra de 10 mil casos, porque si llega a sus manos los nombres de esas dos millones de mujeres violadas por todos los actores del conflicto se nos van a desmayar”.

“Las cifras se elevan al mil... al mil y al mil por ciento. Pero además este Estado y sus instituciones no son capaces de entregar apoyo a las miles de mujeres violadas”, enfatizó.

Los colombianos no pueden “seguir dejando a las mujeres en las manos de los victimarios. Miles de ellos están a punto de quedar en libertad (...) Paramilitares que arrasaron con poblaciones enteras, que dejaron a su paso a mujeres embarazadas, que las violaron hasta 15 veces”.

Hoy en el 2015, muchas de estas mujeres, incluida la propia Jineth Bedoya, reciben de los paramilitares comunicados en los que amenazan con volver a violarlas.

La periodista y defensora de la dignidad de las mujeres en Colombia, cuestionó que los actores de la guerra, que hoy negocian en La Habana una salida política a cinco décadas de conflicto, no tengan en la agenda el tema de la violación sexual sistemática de la mujeres.

“La violencia sexual no está por ningún lado en el proceso de paz de La Habana, porque ni los unos (guerrilla), ni los otros (Estado), lo quieren reconocer. Los agentes del Estado no quieren reconocer las violaciones sistemáticas contra la mujer”, apuntó.

Un informe de las Organizaciones No gubernamentales (Ong) Colectivo de Abogados, José Alvear Restrepo, Sisma Mujer y el European Center for Constitutional and Human Rights (ECCHR), concluyo que en el 2014 una mujer fue violada cada 33 minutos en Colombia.

Las investigaciones de estas Ongs concluyeron que más del 50 por ciento de los casos de violación a mujeres, sus autores fueron agentes del Estado.

Además, según los casos reportados por las autoridades forenses en Colombia, durante los últimos 12 años, el 84 por ciento de las víctimas de violencia sexual han sido mujeres.

“Las mujeres sobrevivientes no vamos a dejar un solo día de luchar contra la impunidad y nuestra dignidad”, sentenció Bedoya, al tiempo que apoyaba la entrega de un informe sobre violencia sexual en el conflicto armado en Colombia a la Fiscalía de la Corte Penal Internacional (CPI).

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios