15 de Julio de 2018

Llegan a Nepal rescatistas internacionales

Confirman muerte de más de 2, 200 personas por el potente terremoto en la zona del Himalaya de Nepal. El Papa Francisco ora en el Vaticano.

Militares ayudan con las labores de rescate en el lugar donde se levantaba un edificio derrumbado tras el fuerte sismo que sacudió Katmandú, en Nepal.(Foto AP/ Niranjan Shrestha)
Militares ayudan con las labores de rescate en el lugar donde se levantaba un edificio derrumbado tras el fuerte sismo que sacudió Katmandú, en Nepal.(Foto AP/ Niranjan Shrestha)
Compartir en Facebook Llegan a Nepal rescatistas internacionales Compartir en Twiiter Llegan a Nepal rescatistas internacionales

Agencias
BERLÍN,  Alemania.- Una organización alemana de rescate y el gobierno de Francia dijeron el domingo que han enviado equipos de rescate y ayuda a Nepal tras el terremoto que devastó parte del país el sábado y dejó más de dos mil muertos.

La asociación alemana International Search and Rescue Germany dijo que un equipo de 52 trabajadores de emergencia -entre los que hay médicos, expertos formados para buscar a gente atrapada bajo los escombros y varios perros entrenados- volaron a Nepal el domingo. El equipo llevará además un centro de tratamiento médico móvil.

El portavoz del colectivo, Stefan Heine, dijo que la prioridad era llegar al sitio del sismo lo más rápido posible para dar con personas que pudiesen estar vivas.

En Francia, el gobierno dijo en un comunicado que estaba enviando el domingo a 11 rescatistas y equipos de emergencia a Katmandú.

En el Vaticano, el Papa Francisco encabezó oraciones en la Plaza de San Pedro por los muertos y desplazados en Nepal y los países vecinos.

Durante su bendición dominical, Francisco también pidió ayuda para los sobrevivientes. Dijo que estaba rezando por las víctimas, los heridos y "todos los que sufren esta calamidad", y pidió que reciban el "apoyo y la solidaridad fraterna" que necesitan.

El secretario de Estado del Vaticano envió el sábado un telegrama de pésame formal para alentar a los equipos de rescate y consolar a los supervivientes.

El terremoto del sábado, de magnitud 7,8, también trajo horror a otras partes, desde Katmandú hasta pequeños pueblos y las laderas del Monte Everest, donde provocó una avalancha que sepultó parte del campo base, repleto de escaladores extranjeros.

El Ministerio de Exteriores francés localizó sanos y salvos a 500 ciudadanos galos en la región, mientras que en España el ministro de Exteriores, José Manuel García Margallo, dijo que las autoridades han podido contactar o localizar a 169 de los 319 españoles que se cree estaban en Nepal durante el terremoto. No hubo indicaciones de que hubiera algún español entre las víctimas, dijo Margallo.

Aumentó el número de muertos; nuevo temblor

Por otro lado, después de una noche de dormir en las calles, los traumatizados nepalíes cremaban a sus muertos el domingo y removían los escombros en busca de desaparecidos, después que un potente terremoto en la zona del Himalaya mató a más de dos mil 200 personas.

El graznido de los cuervos se mezcló con gritos de terror mientras la tierra temblaba en la capital nepalí a primera hora de la tarde del domingo con una réplica de magnitud 6.7, mientras aviones llenos de suministros, médicos y equipos de ayuda de países vecinos empezaban a llegar al país empobrecido del Himalaya. No se reportaron víctimas del nuevo temblor, pero tuvo un enorme efecto psicológico.

"Las réplicas suceden... la gente no sabe qué esperar", dijo Sanjay Karki, jefe para Nepal de la agencia internacional Mercy Corps. "Todos los espacios abiertos en Katmandú están atestados de gente a la intemperie. Cuando vienen las réplicas no puedes imaginar el pavor. Las mujeres y los niños lloran".

El peor terremoto en Nepal sucedió en 1934, alcanzó una magnitud de 8.0 y destruyó casi por completo las ciudades de Katmandú, Bhaktapur y Patan

El terremoto del sábado, de magnitud 7.8, sembró el terror en Katmandú, en localidades más pequeñas e incluso en las laderas del monte Everest, donde provocó una avalancha que enterró parte del campamento base, lleno de escaladores extranjeros listos para intentar hacer cumbre en el pico más alto del mundo. Al menos 17 personas fallecieron y otras 61 resultaron heridas.

El temblor con epicentro fuera de Katmandú fue el más grave que haya asolado a esta nación del sur de Asia en más de 80 años. Destruyó por completo los vecindarios más viejos de la ciudad y tuvo tanta potencia que se sintió en el norte de India, además de Bangladesh, la región china del Tíbet y Pakistán.

Para el domingo por la tarde, según las autoridades, habían muerto al menos dos mil 169 personas en Nepal, 61 en India y algunas en otros países vecinos.

En Katmandú se registraron 721 muertos y en todo el país hubo más de cinco mil heridos. Sin embargo, las tareas de búsqueda y rescate distaban de haber finalizado y se cree que las cifras definitivas alcanzarán alturas por ahora imprevisibles.

Los socorristas alertaron también que la situación podría ser mucho peor cerca del epicentro, que el Instituto Geológico de Estados Unidos situó cerca de Lamjung, a unos 80 kilómetros (50 millas) al noroeste de la capital, en el distrito de Gorkha.

Las carreteras hacia esas zonas estaban bloqueadas por deslaves, frenando la llegada de equipos de rescatistas, dijo el máximo responsable del distrito, Prakash Subedi. Los equipos subían a pie por senderos de montaña para llegar a aldeas remotas y se desplegarán helicópteros, agregó vía telefónica.

El socorrista Matt Darvas dijo en un comunicado de su grupo, World Vision, que escuchó que muchas aldeas de montaña cerca del epicentro podrían haber quedado enterradas bajo los aludes de piedras.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios