24 de Septiembre de 2018

Mundo

Reservas Naturales Privadas, otra opción contra el cambio climático

Existen unos 5.6 millones de hectáreas protegidas voluntariamente en países como Argentina, México, Panamá y Perú.

Las reservas naturales privadas tienen entre sus beneficios la captura de carbono y la protección a la biodiversidad. (EFE/Archivo)
Las reservas naturales privadas tienen entre sus beneficios la captura de carbono y la protección a la biodiversidad. (EFE/Archivo)
Compartir en Facebook Reservas Naturales Privadas, otra opción contra el cambio climáticoCompartir en Twiiter Reservas Naturales Privadas, otra opción contra el cambio climático

EFE
PUNTA LEONA, Costa Rica.- La conservación de las reservas naturales privadas en Latinoamérica, por medio de la captura de carbono en los bosques, el ecoactivismo y la protección de la biodiversidad, es un paso más hacia la mitigación del cambio climático, opinan líderes conservacionistas.

En el XI Congreso Latinoamericano de Reservas Naturales Privadas, que se realizó esta semana en Punta Leona, en el Pacífico Central costarricense, expertos valoraron la sostenibilidad económica de la conservación voluntaria.

Entre los principales beneficios destaca la captura de carbono, el cuidado del agua, el fomento a la protección de la biodiversidad, la restauración del bosque, el ecoactivismo en las comunidades y la agroecología.

"El registro de un parque nacional ya está hecho y sus hectáreas tiene un cierto tamaño y se cuida, pero las reservas naturales privadas pueden crecer, es una conservación voluntaria que al final beneficia a todos", indicó el presidente de la Alianza Latinoamericana para la Conservación de Reservas Naturales Privadas, el guatemalteco Martin Keller.

Sin embargo, hay una serie de retos que cumplir, como simplificar los mecanismos para darle trámite al registro de propiedades.

Mayores penalidades

Además, según Keller, hace falta más apoyo del Estado para tener una línea directa que agilice una denuncia en caso de algún problema grave, así como la implementación de juzgados ambientales donde las penalidades sean más grandes.

"Hace falta más educación de las personas. Tenemos que hacer énfasis en la sostenibilidad, las industrias deben saber cómo sacar un producto sostenible y toda la sociedad debe acoplarse a esos productos (...). Hay que ver nuevas tendencias, café ecológico, azúcar orgánica, porque sino, qué futuro le estamos heredando a nuestros hijos", expresó Keller.

Según el guatemalteco, cada país debe trabajar en la mitigación del cambio climático y como región valorar los esfuerzos en el trabajo de conservación de reservas naturales privadas.

En el caso de un propietario costarricense, su finca de 200 hectáreas captura 18 toneladas de carbono al año, pero esa cifra, sumada a miles de hectáreas en Latinoamérica, sería más significativa.

El encargado de la Finca Forestal Académica de la Universidad Earth, Carlos Sandí, indicó que por medio de la conservación voluntaria, los propietarios protegen un bosque hacen planes de manejo de suelos, agua, protección de especies y vigilancia.

"La importancia de la conservación es que tenemos que cuidar lo que nos queda. Cada vez hay menos recursos disponibles, necesitamos que exista el bosque, porque son los pulmones del ambiente; y los humedales son los riñones, ya que purifican el agua, entonces tenemos que estar dedicados a la conservación, no por lujo, sino por necesidad", afirmó Sandí.

Millones de hectáreas protegidas

Actualmente la Alianza Latinoamericana para la Conservación de Reservas Naturales Privadas contabiliza un total de cuatro mil 345 reservas registradas para un total de 5.6 millones de hectáreas protegidas en países como Argentina, Belice, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá y Perú.

Costa Rica es uno de los países que se mantiene a la vanguardia de la conservación.

El caso del bosque nuboso de Monteverde, ubicado en la provincia de Puntarenas (Pacífico central), es un ejemplo de un ecosistema de reserva privada autosostenible, en donde además se impulsa la investigación científica, la educación ambiental y estudios técnicos.

Según estimaciones de la Red Costarricense de Reservas Naturales, a través de la restauración, reforestación y conservación en reservas privadas, la cobertura forestal de Costa Rica podría crecer hasta un 60 %, a partir del 52 % actual, un escenario que podría repetirse en otros países de la región.

***

En el congreso latinoamericano, que concluyó este jueves, participaron cerca de 150 conservacionistas y representantes gubernamentales de 15 países de América Latina, con el objetivo de analizar el efecto de la conservación privada de bosques en actividades como el turismo y el medio ambiente.

En el marco de la reunión, los expertos anunciaron que la próxima cita será en Paraguay en el año 2017.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios