18 de Diciembre de 2018

Mundo

Incineraban fetos para la calefacción de hospitales

Una investigación de 'Channel 4' motivó que el Departamento de Salud británico emitiera una prohibición inmediata sobre esta práctica.

Hospital Addenbrooke de Cambridge, uno de los que incinera los fetos. (Foto: www.aciprensa.com)
Hospital Addenbrooke de Cambridge, uno de los que incinera los fetos. (Foto: www.aciprensa.com)
Compartir en Facebook Incineraban fetos para la calefacción de hospitalesCompartir en Twiiter Incineraban fetos para la calefacción de hospitales

Agencias
LONDRES, Inglaterra.- Parece una historia de terror, pero es real: cada año los hospitales en el Reino Unido queman los restos de miles de niños abortados junto con los desechos médicos, algunos incluso para la calefacción de los propios hospitales, regún una reciente revelación.

En tan solo dos años, al menos 15 mil 500 fetos no nacidos por abortos, así como nacimientos fallidos, han sido quemados por los 27 hospitales del Servicio Nacional de Salud como desechos, según reveló una investigación del canal británico de televisión 'Channel 4', citado por el sitio web actualidad.rt.com. 

De ellos, unos miles fueron incinerados en las plantas que convierten los residuos en energía utilizada para la calefacción de los hospitales.

La investigación reveló además que los padres no fueron consultados sobre su voluntad con respecto a los niños no nacidos. 

El hospital Addenbrooke en Cambridge llegó a decir a los padres que sus niños fueron incinerados en crematorios, aunque en realidad los incineraba como residuos. 

Otro hospital que cuenta con una planta para convertir los residuos en energía, el Hospital Ipswich, en realidad incineraba a los niños en crematorios, pero al mismo tiempo quemaba junto con los desechos médicos a los niños llevados de otros hospitales que no cuentan con sus propias plantas.

La presentadora Amanda Holden -conocida jurado del reality Britain-'s Got Talent- participó en un reportaje sobre lo que ocurre con los restos de los bebés que mueren antes del parto. 

Ante el anuncio de la difusión de este documental, el Departamento de Salud británico emitió una prohibición inmediata sobre esta práctica que el ministro de salud Dan Poulter ha considerado "totalmente inaceptable".

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios