16 de Octubre de 2018

Mundo

Reubican a activistas de Greenpeace en cárceles de San Petersburgo

La transferencia de los ambientalistas ocurrió tras pasar 6 semanas en una prisión de la ciudad rusa de Murmansk, en el Ártico.

Los detenidos fueron transportados en un vehículo especial de la prisión hasta la estación de ferrocarril en Murmansk. (Agencias)
Los detenidos fueron transportados en un vehículo especial de la prisión hasta la estación de ferrocarril en Murmansk. (Agencias)
Compartir en Facebook Reubican a activistas de Greenpeace en cárceles de San PetersburgoCompartir en Twiiter Reubican a activistas de Greenpeace en cárceles de San Petersburgo

Agencias
MOSCÚ, Rusia.- Los 28 activistas de Greenpeace y los dos periodistas que fueron arrestados por las autoridades rusas, han sido transferidos hoy a centros de detención en la ciudad de San Petersburgo, informó la organización ambientalista.

La transferencia de los ambientalistas y periodistas, acusados de vandalismo tras protestar en una plataforma de la petrolera estatal Gazprom, tuvo lugar después de pasar más de seis semanas en una prisión de la ciudad rusa de Murmansk, en el Ártico.

Greenpeace Internacional indicó que sus militantes fueron transportados en un vehículo especial de la prisión hasta la estación de ferrocarril en Murmansk, donde abordaron un tren de pasajeros que los llevó hasta la segunda ciudad de Rusia, según publica Notimex.

El grupo precisó que el viaje férreo entre ambas ciudades toma alrededor de 27 horas, y que los detenidos llegaron a San Petersburgo poco antes del mediodía de este martes, de acuerdo con despachos de la agencia rusa de noticias RIA Novosti.

Las autoridades locales y el servicio penitenciario de la provincia de Leningrado confirmaron el arribo de los activistas, de quienes no ha recibido ninguna queja, e indicaron que los detenidos fueron puestos en un número indeterminado de centros de detención preventiva.

Los activistas y los periodistas fueron detenidos en septiembre pasado cuando protestaban en una plataforma petrolera en el Mar Ártico y las autoridades los acusaron de piratería, cargos que fueron criticados tanto en Rusia como en el exterior.

Los fiscales más tarde rebajaron los cargos y les imputaron vandalismo, delito por el que enfrentarían hasta siete años de cárcel si son declarados culpables.

El Consejo de Derechos Humanos del Kremlin escribió una carta, publicada este martes en su sitio web, al jefe investigador Alexander Bastrykin pidiéndole liberar al grupo en espera de las investigaciones, pero hasta ahora no ha respondido públicamente.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios