25 de Septiembre de 2018

Mundo

Revelan horror de la guerra en Irak: mutaciones en niños

Diario británico reacciona ante mutismo de la OMS y la contrastante evidencia de malformaciones en infantes.

Durante 10 años la población tuvo que respirar los compuestos químicos de las armas detonadas por fuerzas aliadas: Francia, EU e Inglaterra. (Archivo/AP)
Durante 10 años la población tuvo que respirar los compuestos químicos de las armas detonadas por fuerzas aliadas: Francia, EU e Inglaterra. (Archivo/AP)
Compartir en Facebook Revelan horror de la guerra en Irak: mutaciones en niñosCompartir en Twiiter Revelan horror de la guerra en Irak: mutaciones en niños

Agencias
LONDRES, Inglaterra.- El diario británico "The Guardian" acusó a la Organización Mundial de la Salud (OMS), que presentó el mes pasado un informe sobre las acciones de las tropas aliadas en Irak, de haber desestimado el impacto genético que ocasionaron las operaciones militares.

Dicho reporte, que dio a conocer la cadena RT en su sitio virtual, fue calificado por el medio impreso como un escrito que vio la luz por la presión política y cuyo objetivo original era ocultar las evidencias científicas de la catástrofe evolutiva que produjeron las armas de las tropas aliadas. 

El diario considera que uno de los mayores problemas metodológicos del estudio de la OMS, entre otros, es que ni siquiera consideró los registros médicos de los hospitales iraquíes  

El rotativo inglés acusa que existe en Irak una tasa muy elevada de trastornos congénitos y enfermedades infantiles.  

"Este documento no tiene nada científico. No consideró los registros de los hospitales iraquíes". The Guardian

El doctor Keith Baverstock, un experto en el impacto de radiación que trabajó 13 años para la OMS, declaró al impreso británico que sus colegas asiáticos reportan una gran cantidad de defectos congénitos en los recién nacidos y en los que nacieron durante los diez años de ocupación aliada.   

Las malformaciones abundan en las zonas donde estuvieron los soldados estadounidenses, británicos y otras fuerzas de la coalición, que durante diez años lanzaron munición altamente tóxica.  

La guerra en Irak fue desatada en 2003 contra el régimen de Sadam Husein. Para acabar con el ex líder, las tropas lanzaron material químico convirtiendo al país en un montón de basura tóxica. En el aire se respiraba fósforo blanco, uranio empobrecido y residuos de bombas termobáricas, entre otros.

Como consecuencia de la contaminación, muchas mujeres dan a luz a bebés con malformaciones, sufren abortos o incluso evitan tener hijos para evitarse la pena y sufrimiento de crecer a un niño que nunca podrá tener un sano desarrollo humano.

Por tal razón abundan ahora en Irak los niños con dos cabezas, con un solo ojo, tumores múltiples, deformidades faciales y corporales, y problemas complejos del sistema nervioso.  

En Faluya, ciudad iraquí situada 65 kilómetros al oeste de Bagdad, la tasa de malformaciones es 13 veces mayor que la que hay en Europa.

Baverstock acusó a Estados Unidos y al Reino Unido que "han mostrado pocas ganas de precisar dónde se utilizaron misiles con uranio empobrecido, lo que podría sacar a luz la correlación (con el aumento de estas enfermedades)".

La coalición internacional atacó durante diez años a Irak con el pretexto de que poseía armas de destrucción masiva, que jamás fueron halladas. Durante la invasión murieron en total más de un millón de iraquíes.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios