21 de Junio de 2018

Mundo

Ríos Montt, próximo al banquillo de los acusados

El exgobernante de facto de Guatemala enfrentará la justicia por genocidio durante los años de la guerra interna.

Efraín Ríos Montt, de 86 años, era considerado intocable hasta hace poco. (periodismohumano.com)
Efraín Ríos Montt, de 86 años, era considerado intocable hasta hace poco. (periodismohumano.com)
Compartir en Facebook Ríos Montt, próximo al banquillo de los acusadosCompartir en Twiiter Ríos Montt, próximo al banquillo de los acusados

Humberto Ríos Navarrete/Milenio
MÉXICO, DF.- El general retirado y exgobernante de facto, Efraín Ríos Montt, un militar y dirigente político considerado hasta ahora intocable, enfrentará la justicia por genocidio en la pasada guerra interna guatemalteca.

El octogenario militar y líder político se sentará en el banquillo de los acusados el martes cuando inicie el juicio, salvo que la defensa logre parar o posponer la diligencia judicial.

El primer juicio por genocidio en Guatemala contra el ex gobernante de facto (1982-1983) se fijó en principio para el 14 de agosto próximo, pero el juez encargado del proceso resolvió adelantarlo al 19 de marzo.

Ríos Montt, de 86 años, y el también general retirado José Mauricio Rodríguez Sánchez, comparecerán ante el Tribunal Primero A de Mayor Riesgo, acusados de genocidio y deberes contra la humanidad en la guerra interna guatemalteca entre 1960 y 1996.

La defensa de los militares retirados busca interponer nuevas acciones legales para detener la diligencia, mientras que la fiscalía del Ministerio Público (MP) busca que se declare en la fecha la apertura del juicio contra los militares.

El secretario del MP, Javier Monterroso, afirmó que están listos para acudir al juicio y presentar las pruebas y testimonios contra Ríos Montt y Rodríguez Sánchez, quien fue brazo derecho del ex dictador en la etapa más dura del conflicto armado.

El abogado defensor, Danilo Rodríguez, un ex guerrillero convertido en fiel seguidor de Ríos Montt, ratificó su confianza en que al final no se dará la apertura a juicio.

"No hay caso. Las acusaciones son falsas, no hubo genocidio" en la pasada guerra interna, sostuvo el profesional, quien dijo que el general y dirigente político Ríos Montt es víctima de la izquierda y de los activistas internacionales de derechos humanos.

El inédito fallo de abrir un juicio por genocidio fue anunciado el pasado 28 de enero, decidido por el juez Miguel Ángel Gálvez, titular del Tribunal Primero A de Mayor Riesgo.

 

Matanza de indígenas

El juicio contra los dos militares se instauró por la matanza de mil 771 indígenas en operativos del Ejército contra la guerrilla entre 1982 y 1983, en pleno conflicto armado interno que se extendió por 36 años.

El juzgado aceptó las pruebas presentadas por el MP y determinó que existen elementos para fincar responsabilidades contra Ríos Montt y su ex colaborador por los delitos que se les imputan.

Admitió como pruebas un total de 142 declaraciones de supervivientes contra Ríos Montt y 84 contra Rodríguez Sánchez, así como 61 peritajes militares, antropológicos, forenses y psicosociales presentados por el MP.

Ríos Montt y Rodríguez Sánchez, de 67 años, ex jefe de Inteligencia y oficial del Estado Mayor de la Defensa, enfrentarán juicio para que respondan por cargos de ejecución de mil 771 campesinos de la etnia Ixil y cientos de casos de violaciones sexuales de parte de la tropa.

Según la acusación de la fiscalía de derechos humanos del MP, Ríos Montt es responsable de planes militares como "Victoria" y la denominada "Tierra Arrasada" que ordenaron en contra de comunidades indígenas sospechosas de colaborar con la guerrilla.

Tras dejar el Ejército, Ríos Montt se dedicó a la política y gobernó como líder máximo del derechista Frente Republicano Guatemalteco, que llevó a la presidencia a Alfonso Portillo (2000-2004), en prisión a la espera de extradición a Estados Unidos acusado de lavado de dinero.

El gobierno y la guerrilla suscribieron el 29 de diciembre de 1996 un acuerdo de paz que terminó una guerra interna que causó más de 200 mil víctimas entre muertos y desaparecidos, principalmente indígenas acusados por el Ejército de apoyar a la insurgencia.

Ríos Montt permanece bajo arresto domiciliario que se le dictó cuando se presentó de forma voluntaria ante el tribunal a principios de 2012, mientras que Rodríguez Sánchez, detenido en 2011, se encuentra internado en el hospital militar por problemas de salud.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios