15 de Diciembre de 2018

Mundo

Robó a una bebé hace 19 años, y no se arrepiente

Un tribunal condenó a 10 años de cárcel a la mujer que arrancó a Zephany Nurse de los brazos de sus padres.

Esta es la circular que fue emitida en Sudáfrica tras el robo de Zephany Nurse en un hospital. 19 años después, quien la robó fue sentenciada a 10 años de prisión. (stuff.co.nz)
Esta es la circular que fue emitida en Sudáfrica tras el robo de Zephany Nurse en un hospital. 19 años después, quien la robó fue sentenciada a 10 años de prisión. (stuff.co.nz)
Compartir en Facebook Robó a una bebé hace 19 años, y no se arrepienteCompartir en Twiiter Robó a una bebé hace 19 años, y no se arrepiente

Agencias
JOHANNESBURGO, Sudáfrica.- Un tribunal de Sudáfrica condenó a 10 años de prisión a una mujer tras ser hallada culpable de haber robado hace 19 años a una bebé recién nacida de un hospital de Ciudad del Cabo.

El juez del Tribunal Superior de Ciudad del Cabo, John Hlophe, emitió el veredicto tras recordar que la mujer no ha mostrado ningún arrepentimiento por el robo de Zephany Nurse, el nombre que su padres biológicos le dieron antes de ser robada, según el diario sudafricano News24, citado por Notimex.

La sentenciada, de 52 años y cuyo nombre no fue revelado para proteger la identidad de Zephany Nurse, fue detenida en febrero de 2015, después de que los padres biológicos -Celeste y Morne Nurse- encontraran por casualidad a su hija y la reconocieran.

El descubrimiento se produjo gracias a la hermana biológica de Zephany, que advirtió a sus padres de lo mucho que se parecía a ella una joven cuatro años mayor que acababa de llegar a su colegio.

Ante la posibilidad de que fuera su hija, el matrimonio Nurse invitó a la joven a su casa y tras constatar el enorme parecido a su otra hija avisaron a la policía. Pruebas de ADN posteriores comprobaron, que efectivamente, se trataba de la bebé que les había sido robada en abril de 1997.

Otra víctima

Tras el arresto de su madre adoptiva, Zephany pidió públicamente respeto para la mujer que la ha criado a pesar de haber quedado probado que la había secuestrado, un caso que ha cautivado a Sudáfrica.

Según la declaración de la condenada, desechada por el juez, la bebé le fue entregada en una estación de tren por una mujer llamada Silvia, que le había proporcionado ese mismo año un tratamiento de fertilidad después de que hubiera sufrido un aborto.

“Nadie me cree en este momento, pero soy una víctima también. Fui engañada a participar en algo que desconocía”, dijo la mujer en entrevista a la cadena británica BBC antes de conocer su sentencia.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios