14 de Diciembre de 2017

Mundo

Mafia y corrupción degradan a Roma

La crisis que vive la ciudad ha dejado muy debilitado al alcalde, que aparece impotente y aislado para enfrentar a 'los malos'.

Imagen del alcalde de Roma Ignazio Marino, quien se encuentra impotente ante la lucha contra la mafia en la ciudad. (Archivo/AP)
Imagen del alcalde de Roma Ignazio Marino, quien se encuentra impotente ante la lucha contra la mafia en la ciudad. (Archivo/AP)
Compartir en Facebook Mafia y corrupción degradan a RomaCompartir en Twiiter Mafia y corrupción degradan a Roma

Agencias
ROMA, Italia.- Con los servicios públicos más ineficientes de Europa occidental, la capital italiana vive desde hace tiempo un lento e inexorable proceso de degradación que ha encontrado su explicación en la existencia de una trama de mafia y corrupción enquistada en las más altas esferas del poder local.

La realidad de la llamada “Mafia Capital” o “quinta mafia italiana” salió a la luz en diciembre pasado con el arresto de 37 personas y la inscripción en el registro de indagados de otras 39, entre ellas el exalcalde Gianni Alemanno, que gobernó arropado por el derechista partido Forza Italia de Silvio Berlusconi.

En ese entonces un operativo de las fuerzas del orden destapó la existencia de una organización mafiosa comandada por Massimo Carminati, un exterrorista de extrema derecha y Salvatore Buzzi, un empresario de izquierda, que tenía en su nómina de sobornos a decenas de políticos y a funcionarios del ayuntamiento romano, según publica Notimex.

Gracias a esas conexiones la red podía adjudicarse obras públicas, como la construcción de centros para inmigrantes o para gitanos, cuyos costos inflaba demesuradamente para engrosar sus propios bolsillos.

Un segundo operativo a principios de este mes, con el arresto de 44 personas acusadas de asociación mafiosa, corrupción agravada, falsificación de facturas, extorsión, usura, lavado de dinero y amañamiento de contratos para construir centros de inmigrantes, dejó ver que la extirpación de la red mafiosa estaba muy lejos de haber concluido.

La realidad de la llamada “Mafia Capital” o “quinta mafia italiana” salió a la luz en diciembre pasado con el arresto de 37 personas

La crisis ha dejado muy debilitado al actual alcalde de Roma, Ignazio Marino, un médico cirujano de centroizquierda, que aunque no enfrenta ninguna acusación, aparece impotente y aislado para enfrentar a “los malos”, como él mismo calificó a los mafiosos.

Incluso en una de las “escuchas telefónicas” ordenadas por el fiscal de Roma, Giuseppe Pignatone, Buzzi se jactaba de la debilidad del alcalde. “Si Marino se queda otros tres años, nos comemos a Roma”, decía.

“Por el bien de Roma Marino debe renunciar”, escribió en las páginas del semanario L'Espresso el editorialista Luigi Vicinanza, según el cual aunque el alcalde es completamente ajeno a la corrupción, solamente un shock, como la intervención judicial del ayuntamiento romano, puede salvar a la ciudad.

“Roma es una ciudad fuera de control. En todos sentidos. No existe una capital en Europa tan sucia, descuidada y prisionera de la incuria. Una metrópoli al mismo tiempo cosmopolita y atrasada”, señaló.

En el libro “El rey de Roma. Derecha e izquierda a las ordenes de Mafia Capital”, los periodistas Marco Lillo y Lirio Abbate describen lo que el ex terrorista Carminati definió como la “Tierra Media” (el continente ficticio descrito en las novelas de J.R.R. Tolkien).

“Los vivos están arriba y los muertos abajo. Y nosotros estamos en medio. Porque en el mundo de la Tierra Media todos se encuentran. A los de arriba les interesa que alguien del mundo de abajo les haga cosas que no puede hacer nadie más”, decía.

Se trata de un sistema de corrupción basada en el soborno de políticos y funcionarios, independientemente de su pertenencia partidista, en el que también participaban futbolistas, cantantes, vedettes o simples profesionistas.

Uno de los ejemplos más claros fue el desvío de dinero destinado a la construcción de centros para inmigrantes, pues según la autoridad, las cooperativas de izquierda cercanas a Buzzi actuaban en complicidad con organizaciones vinculadas con la Iglesia para apropiarse del dinero.

Pese al escándalo Marino resiste y es defendido por el centroizquirdista Partido Democrático (PD) del primer ministro, Matteo Renzi, porque según los comentaristas las elecciones adelantadas serían una catástrofe para la imagen de la capital, que quiere adjudicarse las Olimpiadas de 2024.

Sin embargo, el propio Renzi reconoció que “si fuera Marino no estaría tranquilo”, con lo que dejó abierta la posibilidad de la disolución del ayuntamiento romano.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios