16 de Octubre de 2018

Mundo

 / Ucrania

Rusia aprieta el nudo alrededor de Crimea

En abierto desafío a Estados Unidos y la Unión Europea, Moscú aumenta su presencia militar en la península ucraniana.

La crisis en Ucrania aumentó este lunes, con maniobras militares de Rusia, pero también con muestras de inconformidad de la población y llamados a la paz. (Agencias)
La crisis en Ucrania aumentó este lunes, con maniobras militares de Rusia, pero también con muestras de inconformidad de la población y llamados a la paz. (Agencias)
Compartir en Facebook Rusia aprieta el nudo alrededor de CrimeaCompartir en Twiiter Rusia aprieta el nudo alrededor de Crimea

Agencias
KIEV, Ucrania.- Efectivos militares rusos que se calculan en 16,000 apretaron el lunes su nudo alrededor de la península ucraniana de Crimea, desafiando abiertamente a Estados Unidos y a la Unión Europea al tiempo que hacían estremecer los mercados de valores.

Mientras tanto, Occidente pasaba apuros para encontrar una forma de obligar a Moscú a echarse atrás, pero con poco más de las ya amenazadas sanciones diplomáticas y económicas, los mercados globales retrocedieron significativamente ante la perspectiva de un enfrentamiento violento en el corazón de Europa.

Por su parte, informa la agencia AP, el Kremlin reiteró su precio para poner fin a la crisis: volver a un acuerdo logrado con la oposición hace menos de dos semanas para formar un gobierno de unidad nacional en Kiev que represente los intereses tanto ucranianos como prorrusos, y nuevas elecciones que se celebrarían antes de diciembre.

Ucrania acusa a Rusia de piratería

Mientras tanto, Ucrania acusó a Rusia de piratería por bloquear dos de sus barcos de guerra y ordenarles que se rindieran o de lo contrario serían tomados por la fuerza.

Estados Unidos calculó originalmente que 6,000 efectivos rusos fueron despachados a Crimea, pero la misión ucraniana ante la ONU dijo el lunes que eran 16.000. Esto alentó temores de que el Kremlin se prepara para ocupar más territorios en el este de Ucrania, habitado en su mayoría por personas partidarias de Rusia.

El secretario de Estado norteamericano John Kerry se dirigía a Kiev en una expresión de apoyo a la soberanía de Ucrania, mientras la Unión Europea amenazaba con adoptar una serie de medidas punitivas al tiempo que convocaba una cumbre de emergencia para el jueves.

Pero es Rusia la que parece llevar la batuta.

Durante la sesión de apertura del Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra, el ministro de Exteriores ruso, Serguei Lavrov, dijo que el nuevo gobierno de Ucrania debe respetar el acuerdo del 21 de febrero firmado por el presidente prorruso Viktor Yanukovich -pero no por Moscú- de celebrar elecciones anticipadas y ceder algunos poderes. Yanukovych huyó de Ucrania tras sellar el pacto con la oposición y los cancilleres de Francia, Alemania y Polonia.

"En lugar del prometido gobierno de unidad nacional", dijo Lavrov, "ha sido creado un 'gobierno de los vencedores'".

Ultimátum a dos barcos ucranianos

El roce más reciente ocurrió cuando autoridades ucranianas dijeron que tropas rusas habían emitido un ultimátum a dos barcos de guerra de Ucrania para rendirse o correr el riesgo de que los tomaran por la fuerza.

"Pido al liderazgo de la Federación Rusa que detenga la agresión, que detenga las provocaciones, que detenga la piratería. Estas cosas son delitos y ustedes tendrán que rendir cuentas por eso", dijo Oleksandr Turchynov, presidente interino de Ucrania.

"Los jefes y las tripulaciones están listos para defender sus barcos. Están defendiendo a Ucrania", dijo Turchynov en un discurso televisado al país después que un portavoz militar informó que la corbeta ucraniana Ternopil y el barco de mando Slavutych estaban bloqueados por naves de guerra rusas en el puerto de Sebastopol, en Crimea.

Gazprom, el gigante energético ruso, también salió perdiendo en grande

En Washington, el Departamento de Estado advirtió de un "peligroso incremento" en las hostilidades y afirmó que Estados Unidos responsabilizaba directamente a Moscú por cualquier amenaza a la Armada ucraniana.

Vladimir Anikin, portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia, desestimó la acusación, calificándola de tontería, pero se negó a ofrecer detalles.

Rusia está "en el lado equivocado de la historia" en Ucrania, afirmó el presidente estadounidense Barack Obama, y agregó que la continuación de las acciones militares sería "una propuesta costosa para Rusia". En declaraciones a los reporteros en la Oficina Oval, Obama dijo que Estados Unidos estudia opciones económicas y diplomáticas para aislar a Rusia y pidió al Congreso que trabaje en un paquete de asistencia para Ucrania.

Pero no estaba claro qué puede hacer Occidente para que Rusia dé marcha atrás. El arma más clara a disposición de la Unión Europea y Estados Unidos parece ser las sanciones económicas que congelen los activos rusos o suspendan acuerdos multimillonarios con Rusia. A última hora del lunes la Unión Europea amenazó con congelar la liberalización de visas y conversaciones de cooperación económica y boicotear la cumbre del G-8 programada para celebrarse en Rusia más adelante este año.

Consecuencias económicas

Las consecuencias económicas del avance militar ruso en Crimea se sintieron intensamente: la bolsa de valores de Rusia cayó un 10% el lunes y su divisa descendió a su mínimo histórico frente al dólar. Pero las consecuencias económicas de antagonizarse a Rusia también son significativas para Europa Occidental. La UE depende en gran medida del gas natural ruso que llega por una red de gasoductos en Ucrania y otros países.

La reacción de los mercados globales fue intensa. En Wall Street, tanto el promedio industrial Dow Jones como el índice compuesto Nasdaq cerraron marcadamente a la baja, mientras que el precio del petróleo aumentó ante temores de que Rusia, un importante exportador de crudo, enfrente sanciones.

Pero el mayor impacto se sintió en Moscú, donde el índice bursátil de referencia RTS bajó 12% a 1.115 y el dólar se disparó a una cota máxima récord de 37 rublos. El banco central de Rusia subió la principal tasa de interés 1,5 puntos porcentuales, a 7%, para tratar de evitar una fuga de capital.

Gazprom, el gigante energético ruso, también salió perdiendo en grande y el precio de sus acciones se desplomó 13%, cuando los inversionistas se mostraron preocupados por el suministro de gas natural a Europa si se mantienen las hostilidades, puesto que buena parte de ese gas llega a través de gasoductos en Ucrania.

Moscú ha justificado sus movimientos militares en Crimea bajo el argumento de que son necesarios para proteger a sus ciudadanos que viven allí. En una sesión de emergencia del Consejo de Seguridad el lunes, el embajador ruso ante la ONU, Vitali Churkin, dijo que Rusia desplegó las tropas a solicitud de Yanukovych.

Al leer un comunicado que dijo era del presidente ucraniano prófugo, Churkin expresó que la solicitud se debió a que, "como representante legítimamente elegido", Yanukovych opina que "Ucrania está al borde la guerra civil".

Y le atribuyó haber dicho que "la vida, la seguridad y los derechos del pueblo, particularmente en la región sureste de Crimea, están amenazados" y había "actos abiertos de terror y violencia".

Pero el lunes estaba claro que Rusia tenía el control operativo total sobre Crimea.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios