23 de Octubre de 2018

Mundo

Se entrega implicado en masacre de niños en Colombia

Génderson Carrillo Ordóñez, alias "el Enano", fue uno de los sicarios que asesinó a los 4 hermanos Vanegas Grimaldo en la ciudad de Florencia.

El sábado último el presidente Juan Manuel Santos anunció el arresto de otros dos implicados en el caso. (Foto de archivo: Notimex)
El sábado último el presidente Juan Manuel Santos anunció el arresto de otros dos implicados en el caso. (Foto de archivo: Notimex)
Compartir en Facebook Se entrega implicado en masacre de niños en ColombiaCompartir en Twiiter Se entrega implicado en masacre de niños en Colombia

Agencias
BOGOTA, Colombia.- Un presunto participante en la reciente masacre de cuatro hermanitos se entregó en las últimas horas a las autoridades, se informó el lunes oficialmente, segúnb publica The Associated Press.

Génderson Carrillo Ordóñez, alias "el Enano", fue uno de los sicarios que el jueves 5 de febrero asesinó a los cuatro hermanos Vanegas Grimaldo en la ciudad de Florencia, 365 kilómetros al suroeste de Bogotá, según la oficina de prensa de la fiscalía.

El sábado último el presidente Juan Manuel Santos anunció el arresto de otros dos implicados en el caso.

Carrillo presuntamente conducía la motocicleta en la que el asesino llegó hasta la casa de la familia Vanegas. Según la Fiscalía, una mujer habría prometido 1 millón de pesos (421 dólares) y un lote a los sicarios.

Según las investigaciones, el 5 de febrero Cristopher Chávez, alias "el Desalmado", y Edison Vargas llegaron hasta la vivienda de los hermanos Vanegas, de 4, 10, 14 y 17 años, y los asesinaron con armas de fuego durante una matanza que incluyó el tiro de gracia a los pequeños.

Los detenidos presuntamente cometieron el crimen por encargo de un tercero con el que el padre de las victimas estaba enfrentado por una disputa de tierras. Chávez, de 42 años, tiene antecedentes penales y ya fue encarcelado en 2000 por homicidio.

El día de la masacre, los asesinos llegaron a la casa y al no encontrar a los padres, Jairo y Victoria Vanegas, que habían viajado a Florencia para matricular a los menores en el colegio, abrieron fuego contra los niños.

La matanza conmocionó a Colombia y ha tenido en vilo al país desde hace 11 días. Incluso el presidente Santos se puso al frente del caso cuando ordenó a sus jefes policiales viajar a la zona y les dio de plazo hasta el domingo para la captura de los culpables.

Las autoridades habían ofrecido una recompensa de hasta 29.000 dólares para quienes entregaran información que permitiera ubicar a los autores intelectuales y materiales del homicidio.

El jurista Jaime Granados explicó por teléfono a la Associated Press que de ser hallados culpables los detenidos podrían enfrentar una pena de hasta 60 años de cárcel.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios