18 de Agosto de 2018

Mundo

Servilleta esclareció 32 años después, homicidio de una menor

Michella Welch, de 12 años, fue encontrada sin vida cerca de un parque, en Tacoma.

Los trabajos forenses indicaron que Michella había muerto de un golpe en la cabeza y había sido abusada. (La Tercera)
Los trabajos forenses indicaron que Michella había muerto de un golpe en la cabeza y había sido abusada. (La Tercera)
Compartir en Facebook Servilleta esclareció 32 años después, homicidio de una menorCompartir en Twiiter Servilleta esclareció 32 años después, homicidio de una menor

Agencia
ESTADOS UNIDOS.- Hace exactamente 32 años, el cuerpo de Michella Welch de 12 años fue encontrado sin vida cerca de un parque en Tacoma, Washington (Estados Unidos). 

La joven había estado cuidando a sus hermanas cuando decidió regresar a su casa en bicicleta para buscar el almuerzo. Las hermanas fueron a jugar fuera del parque a un arroyo cercano y tras regresar al parque se encontraron con la bicicleta y el almuerzo sobre la mesa de picnic, pero no había rastro de su hermana, informó el portal La Tercera.

Horas más tarde, cerca de las 11.00 pm, un perro de búsqueda halló el cuerpo sin vida de la menor en un barranco a más de 500 metros del área de juegos del parque. Las pericias forenses indicaron que Michella había muerto de un golpe en la cabeza y había sido abusada sexualmente. Si bien se realizó un bosquejo del posible culpable por declaraciones de testigos, la policía nunca logró encontrar al culpable.

También te puede interesar: Europa pone en marcha su primer 'ejército' conjunto

Recientemente, y gracias a los avances en la tecnología forense, Michella podrá tener justicia: El fiscal a cargo contrató a una genealogista genético, el cual utilizó el ADN recolectado de la escena del crimen para construir un árbol genealógico de los posibles sospechosos utilizando bases de datos genealógicos públicos.

Los resultados arrojaron que el ADN del autor del asesinato podía corresponder a una persona llamada Gary Hartman de 66 años, o a su hermano menor. Ninguno de los dos habían sido considerado como sospechosos hasta ese momento.

El pasado 5 de junio finalmente, un investigador siguió a Hartman a un restaurante, lugar en donde lo vio limpiarse repetidamente la boca con una servilleta. Tras abandonar el lugar, el investigador le pidió a unos de los empleados si le podía entregar la servilleta, la cual fue enviado al laboratorio criminalístico. Allí, tras un análisis los resultados revelaron que el ADN coincidía con aquel encontrado en la escena del crimen hace 32 años.

Hartman fue acusado de asesinato en primer grado y violación en primer grado.

De acuerdo al fiscal del condado, Mark Lindquist, fue producto del terrible asesinato de estas dos jóvenes que el condado tiene un departamento para este tipo de casos sin resolver.

“La tecnología ADN está rápidamente avanzando”. “Si eres un criminal que dejó ADN en la escena del crimen, lo mejor que podrías hacer es entregarte. Eventualmente te atraparemos”.

Hartman espera juicio y el juez dictó una fianza de 5 millones de dólares.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios